UCN lamenta que los vecinos de Vilariño “hayan sido castigados durante cuatro años sin saneamiento”

El portavoz de la formación independiente Unión Centrista de Nigrán (UCN), Antonio Fernández Comesaña, lamenta que el alcalde Juan González haya castigado durante cuatro años a los vecinos de Vilariño, privándoles de poder conectarse a la red de saneamiento existente, dado que al parecer existían filtraciones tanto en los pozos de registro como en la estación de bombeo. “Durante estos cuatro años ignoró a los vecinos que le estaban reclamando insistentemente y no se preocupó en poner en funcionamiento una red de alcantarillado que había sido realizada a finales de la pasada legislatura, privando a los vecinos poder conectar sus viviendas y disfrutar de un servicio básico y fundamental”.

A UCN le resulta sorprendente, que justo ahora cuando llegan las elecciones “al alcalde de repente le remuerda la conciencia y les levante el castigo al que les sometió de forma caprichosa durante todo este tiempo, quizá pensando que así podrá arañar unos cuantos votos, lo que podría ser calificada su actitud como miserable, y con el agravante de que las pequeñas obras realizadas han supuesto unos 6.000€, lo que viene a confirmar el pequeño costo que han supuesto los trabajos de impermeabilización de los pozos para evitar filtraciones y no poner en funcionamiento una red de alcantarillado existente. ¿Qué explicación puede dar el alcalde a semejante trato humillante?”.

UCN recuerda, que si todas las obras de saneamiento son importantes no solo por tratarse de un servicio básico, sino también por cuestiones higiénico-sanitarias y evitar posibles contaminaciones de las aguas subterráneas -con el riesgo que supone para la salud-, pero es que además, se trata de un entorno muy sensible, a escasos metros del río Miñor, con posibles filtraciones y de contaminación de sus aguas, “lo que resulta todavía mucho más grave la actitud irresponsable y vergonzosa del gobierno local que durante cuatro años obligó a varias familias a seguir vertiendo sus aguas residuales en pozos negros, contribuyendo así a fomentar la contaminación, sin necesidad alguna, a no ser que pudieran existir otras razones políticas, lo que resultaría todavía mucho más grave, en cualquier caso, el hecho es lamentable, y para más inri el alcalde no podía dejar pasar la oportunidad de inmortalizar con su retrato el momento para lucirse”, concluye el portavoz independiente.

Anuncios