El Pabellón Municipal de Gondomar ya lleva el nombre de Bernabé Costas

Desde este mismo sábado, el Pabellón Municipal de Gondomar lleva el nombre de Bernabé Costas, natural de Vincios, jugador de baloncesto en silla de ruedas. El alcalde, Francisco Ferreira, junto con los concejales Nuria Lameiro, Iria Lamas y José Manuel Chamorro, lo hicieron oficial durante la celebración de la IV Gala del Deporte, entregándole una réplica de la placa que ya al finalizar la ceremonia lucía junto a la puerta de las instalaciones deportivas. Visiblemente emocionado y sin palabras, tan sólo pudo agradecer el reconocimiento, y en homenaje a su madre, se llamará Pabellón Municipal Bernabé Costas de Miranda.

El alcalde había anunciado la propuesta justo hace un año, durante la III Gala del Deporte, en la que Bernabé Costas resultó ganador en la categoría de Mejor Trayectoria Deportiva. Ferreira lo consideraba entonces “meritorio de todos los elogios habidos y por haber”, destacando la superación y el esfuerzo de “un hombre que estuvo en la élite”, un ejemplo a seguir para Ferreira “como deportista, como persona y como amigo”.

Bernabé Costas tiene poliomielitis desde los seis meses y practica el baloncesto en silla de ruedas desde los 15 años, en la posición de base. Estuvo 10 años en el AMFIV Vigo, fichó por el FC Barcelona cuatro temporadas (donde explotó como jugador) y volvió al equipo gallego.

Fue internacional con la selección española en el Europeo Sub-22 de Francfort (Alemania) en 2002 y en Malle (Bélgica) en 2004, donde logró la medalla de bronce. Con la selección nacional absoluta se estrenó en 2002 y su éxito más importante llegó con el Europeo de Nazaret (Israel) 2011, donde contribuyó a la medalla de bronce que clasificó a España para los Juegos Paralímpicos de Londres 2012. También formó parte de la delegación española para los Juegos Paralímpicos de Río 2016.

Hace dos años puso fin a su carrera en la élite tras proclamarse campeón de la Challenge Cup con el AMFIV, consiguiendo así el sueño de ganar un título europeo de baloncesto en silla de ruedas que el club tocó con los dedos en tres ocasiones anteriores.