Nigrán solicita a la Xunta la cesión de la calle Otero Pedrayo para poder repararla

El Ayuntamiento de Nigrán solicitará a la Xunta que le ceda la titularidad de la calle Otero Pedrayo para poder repararla desde el consistorio ante la nula respuesta de la Consellería de Infraestructuras y la desesperación de los vecinos, que siguen transitando por unas aceras en estado calamitoso siendo, sin duda, las peores de todo el municipio. La situación de dejadez es tal que la corporación al completo aprobó una moción del gobierno en julio de 2016 pidiéndole a la Xunta que arreglara el virio para después cederle la titularidad al Ayuntamiento y que este pueda realizar el mantenimiento.

«No podemos emprender obras si no es nuestra. Desde el Ayuntamiento propusimos distintos convenios de colaboración y llegamos a entregarle en agosto de 2017 a la conselleira Ethel Vázquez una memoria valorada que cifraba la actuación en 634.000 €, la respuesta que recibimos desde entonces fue nula, por lo que entendemos que no tienen la mínima intención de emprender obras; no nos queda otra alternativa que pedir la cesión de toda la PO-3330 en el estado deplorable en el que se encuentra actualmente y cumplir nosotros con su deber», subraya el alcalde, quien dio órdenes al departamento de Urbanismo para que inicie la petición ante la Xunta.

Esta carretera autonómica que une las parroquias de Nigrán y Panxón acumula decenas de denuncias de los vecinos debido a lesiones y accidentes. Además, resulta imprescindible a reparación de su firme, el pintado del mismo y la instalación de medidas correctoras de velocidad para evitar accidentes, así como el arreglo en la red de saneamiento y pluviales. «Es algo urgente y prioritario para Nigrán», insiste González.