Fallece un vecino de Chandebrito siete meses después de sufrir picaduras de velutina

Un vecino de la parroquia nigranesa de Chandebrito fallece tras las complicaciones sufridas a causa de las picaduras de avispa asiática que recibió el pasado mes de agosto. Pese a que las versiones oficiales achacan su muerte a una supuesta alergia, fuentes cercanas a la familia aseguraron que tres días antes habría recibido cuatro picaduras en el brazo de ejemplares autóctonos, que se sumaron a las otras dos de velutina recibidas mientras efectuaba labores de desbroce en una finca perteneciente al municipio de Vigo. Ángel Davila, de 50 años de edad, era natural de Valadares (Vigo) aunque era muy conocido en Chandebrito ya que llevaba 15 años al frente del bar de la parroquia «A tenda de arriba».

Los hechos se remontan al pasado mes de agosto cuando A.D. se encontraba trabajando en una finca propiedad de la familia en Valadares, momento en el que se topó con una colmena de la especie invasora que tras las picaduras le provocaron una parada cardiorrespiratoria, a partir de aquí sufrió una serie de complicaciones que derivaron en un coma hasta su fallecimiento el pasado martes.

Anuncios