El AMPA del CEIP Mallón de Nigrán exige un conserje “duradero”

El AMPA del CEIP Mallón de Nigrán se une a la reivindicación de otras AMPAS a nivel nacional para restituir la figura del conserje en los centros educativos, defendiendo que se garantice la seguridad del alumnado. La LOMCE, en su disposición adicional 15ª establece que “La conservación, mantenimiento y vigilancia de los edificios destinados a Centros públicos de Educación Infantil, de Educación Primaria o de Educación Especial, corresponderán al municipio respectivo”.

Recuerdan que ante la falta de conserjes, la seguridad constante sobre el alumnado recae en los equipos directivos, que ejercen esta labor “por pura responsabilidad” hacia los menores y sus familias, ya que no corresponde a sus cometidos. “Un Concello sensible en materia de educación pública, entendería la vigilancia en su más amplio sentido. Y esto solo puede realizarse mediante la contratación de un conserje que garantice con su presencia a la entrada de los colegios, control de acceso y seguridad”.

Los conserjes afianzan la seguridad, tanto del edificio como de su contenido. Eso significa cerrar y abrir con llave las puertas de los edificios, todos los días. También comprueban las alarmas de incendio y se aseguran de que se lleve a cabo regularmente el mantenimiento de los extintores. Los conserjes cuidan de los sistemas de calefacción y llevan a cabo reparaciones menores.

El Concello de Nigrán ha informado que creará este año a través de la línea 2 y 3 del Plan Concellos 2019 de la Diputación de Pontevedra 24 puestos de trabajo temporal, entre los que se incluye un conserje para el CEIP Mallón. “El Concello cubrirá en los próximos días los puestos de conserje de tres colegios de Nigrán vacantes desde el 10 de enero, para lo cual se realizará una contratación urgente empleando el listado de la última selección de interinos”.

Según el AMPA, en realidad están vacantes desde el 18 de diciembre, ya que desde esa fecha no disponen de conserje, además, se contratará durante 9 meses, que transcurren desde marzo hasta noviembre, incluyendo los tres meses de verano en que los centros educativos están cerrados, y por tanto estas personas se trasladarán a otros puestos diferentes. “Por lo que volveríamos a estar de noviembre a marzo sin conserje en los centros educativos”.

Además, la Asociación de Madres y Padres asegura que “nuestra experiencia con los dos últimos conserjes ha sido muy negativa y muy preocupante, por lo que ponemos en duda la fiabilidad del sistema de selección de personal para los centros educativos. Uno de los conserjes asignados no tenía los conocimientos básicos para poder desempeñar sus funciones, pero además, después de cometer una falta muy grave, fue expulsado inmediatamente del centro. Una vez la situación fue puesta en conocimiento del alcalde de Nigrán, siendo reclamado hasta de la AMPA y del propio centro para que asistiera al Consejo Escolar del pasado 6 de noviembre de 2018, y demandar una solución inmediata y duradera, se nos adjudicó un nuevo conserje durante un mes, el cual estaba cumpliendo una pena que se la había impuesto, dato que no conoció la dirección del centro ni la AMPA hasta superado el periodo por el que se le contrató, por lo que el Concello, su departamento de selección y el propio alcalde, estaban pasando por alto la normativa que exige que todo el personal que trabaja en un centro educativo tiene que tener un informe de penales libre de cargas”.

“Una vez más, nos encontramos con el mismo problema y con la misma solución para solo 9 meses, que en realidad, no soluciona ni mejora nada. Desde la AMPA del CEIP Mallón de Nigrán, exigimos una solución duradera y válida”, concluyen.