Los socialistas de Baiona proponen una reestructuración del servicio de recogida de basura

FOTO: ALBERTO RODRÍGUEZ // Novo camión de recollida de lixo de carga lateral de Baiona.

El Grupo Municipal Socialista de Baiona denuncia el descenso en la calidad de los servicios públicos en Baiona. “Es un hecho innegable”, aseguran, “adquiriendo una mayor importancia cuando estos tienen influencia en la calidad de vida y en la salud pública de los vecinos.

Según el PSOE, la recogida de la basura es un claro ejemplo, “donde la falta de personal (en el Ayuntamiento de Baiona desde el año 2004 hasta la actualidad tiene 59 trabajadores menos) y ciertas decisiones política hicieron disminuir la calidad del servicio prestado”. Para los socialistas, decisiones como la compra de contenedores de gran capacidad “en los que resulta muy complicado depositar la basura dentro, sobre todo para personas mayores o con movilidad reducida”, evidencian la falta de previsión y malgaste de recursos por parta de la administración local y no cumple con la Ley de Accesibilidad de Galicia (Ley 10/2004 aprobada por el gobierno del PP).

Además, recuerdan que hizo falta la compra de un camión para estos contenedores, “con un coste económico muy elevado”, sumado a otros gastos, como por ejemplo la compra de la “máquina para eliminar la goma de mascar”, que según los socialistas no cumple su cometido, “disminuyen los recursos para realizar un servicio digno”. “También hay que tener en cuenta que en algunos barrios de las parroquias apenas se recoge la basura dos días a la semana, acumulándose los desperdicios y el olor. Junto con esto hay que resaltar que la limpieza de las calles es claramente insuficiente”.

Ante estas carencias, el Partido Socialista de Baiona propone que el servicio de recogida de basura sea reestructurado. Que se proporcione un servicio específico para el caso histórico y en la hostelería, buscar una solución a los contenedores actuales pensando en las personas con dificultad para utilizarlos, quitar los contenedores del paseo (enterrándolos, cuando sea posible), que ningún barrio pase más de 48 horas sin recogida y una mejora considerable en la limpieza de los contenedores.

Anuncios