Advierten sobre el «uso de jaulas Faraday» para intentar evitar las alarmas de los comercios

La policía Nacional de Vigo-Redondela quiere alertar a los comerciantes sobre el uso de bolsos o mochilas forrados con elementos metálicos para evitar las alarmas de las prendas de ropa. Este sistema no es nuevo, pero en épocas de compras masivas, con grandes aglomeraciones de personas en los centros comerciales y diversas calles con un gran número de tiendas, este tipo de ilícitos se hacen más frecuentes.

Para evitar las pérdidas económicas que este tipo de hechos provocan en el pequeño y gran comercio, así como la inseguridad que se traslada a la ciudadanía, desde esta Comisaría se han puesto en marcha los Planes Operativos de Navidad y Comercio Seguro. Además se quiere dar a conocer el modo en que estos delincuentes actúan, buscando zonas de gran afluencia de personas entre las que pasar desapercibidos, calculando incluso el importe de lo que cogen por si son detenidos.

En la mayoría de los casos utilizan bolsos o mochilas que previamente han forrado con material metálico, creando una jaula de Faraday que inhibe las señales. Suelen buscar productos de fácil venta y de gran demanda que después ofertan a través de internet o en mercadillos locales.

Recomendaciones

Estar atentos a aquellas personas que busquen zonas de la tienda, que no sean visibles para el personal, o que se alejen cuando se acerquen a ellas. Prestar especial atención a los grupos de dos o tres personas en los cuales una persona comprueba la ropa y los demás observan a los empleados o resto de clientes. A veces el cómplice vigilante realiza funciones de parapeto para intentar ocultar a la persona que esconde los artículos que va a sustraer, e incluso intenta distraer al personal de la tienda solicitando algún artículo cuando ve que se acerca.

Hay varios elementos que nos pueden hacer sospechar, tales como:
– Clientes que miran ropa en zonas alejadas.
– Bolsos o bolsas grandes y con una excesiva rigidez.
– El uso de abrigos cuando la temperatura del local no lo requiere, así como prendas flojas o excesivamente grandes.
– Si se trata de un Centro Comercial con parking para vehículos, el acceso con bolsas de tiendas que no se encuentran en nuestro Centro Comercial debería alertarnos, ya que los clientes suelen dejar las bolsas en el coche.

La adopción de medidas para intentar evitar este tipo de hechos se podría resumir en:
– Comprobación diaria de los arcos de seguridad.
– Colocación de espejos en zonas de difícil visión.
– Reubicación de los artículos más caros o más fácilmente ocultables cerca del área de caja.
– Si la zona de almacén no permite la visión hacia la parte de exposición, evitar permanecer en ella más tiempo del necesario.
– Ante cualquier sospecha avisar siempre al personal de seguridad o en su defecto a la Policía.

ADVIRTEN SOBRE O "USO DE GAIOLAS FARADAY" PARA TENTAR EVITAR AS ALARMAS DOS COMERCIOS

Anuncios