Una panadería de Nigrán, entre las mejores de España

La sala Malena Experience de Madrid ha sido el escenario para celebrar, por segunda vez la entrega de las Estrellas al mundo de la panadería española a los panaderos TOP del país. El evento ha querido reconocer a los panaderos top de España que forman la lista de La Ruta Española del Buen Pan 2018, elegidos por Panàtics y Pan de Calidad, después de pasar una selección previa de entre los 250 panaderos más valorados en las catas realizadas.

Entre los panaderos reconocidos está Adolfo Villafines, de la Panadería La Pintora de Nigrán. Tal y como señalan ellos mismos, desde hace más de 130 años, hasta hoy, mucho ha cambiado en su obrador, excepto lo principal: la fidelidad al producto natural y a los procedimientos de elaboración que mantienen la esencia original y tradicional de cada una de las especialidades.

“Nuestro afán por innovar nos ha llevado a seguir un camino diferente, sin renunciar a su espíritu netamente artesanal. Una receta que nos ha permitido llegar a esta cuarta generación con el orgullo de sentir este oficio como una forma de vida”. Desde el establecimiento, que también cuenta con despacho en el centro de Sabarís y taller de pan en Baiona, aseguran estar orgullosos de este reconocimiento “que nos hace esforzarnos, si cabe, un poco más cada día, gracias a todos nuestros clientes por estar siempre apoyándonos”.

A todos los ganadores se les ha hecho entrega de un diploma acreditativo de la Estrella y unos distintivos para la señalización de su/s tienda/s para que sus clientes puedan valorar la calidad del pan que compran.

Durante un año completo se han realizado seis semifinales a nivel nacional repartidas entre seis ciudades: Motril, Bilbao, Santiago de Compostela, Valencia, Barcelona y Madrid en donde distintos jurados formados por profesionales de las distintas autonomías se han encargado de evaluar, siempre de una manera anónima, los panes que se han presentado en cada una de las semifinales.

La evaluación de un jurado en cada cata, escuchar todas las opiniones, buscar información y la gran dificultad, valorar innumerables tipos de panes diferentes, excelentes especialidades que se pueden encontrar en nuestro país.

El sistema de catas anónimas con el que se ha trabajado garantiza neutralidad y total independencia a la hora de evaluar y decidir. El único inconveniente ha sido tener que excluir a muy buenos profesionales que no han podido llegar a formar parte de esta lista exclusiva de panaderos que se marcaron para hacer el reconocimiento anual. Siempre que se elige, se descarta, a veces injustamente.

Después del acto se ha hecho un homenaje a todos los grandes panaderos españoles y en especial, a los que han sido seleccionados este año por sus méritos para formar la lista de La Ruta Española del Buen Pan 2018 así como a todos los patrocinadores y asistentes por compartir la experiencia de tan novedoso acontecimiento.

2018-11-05 - Foto-de-grupo-5

Anuncios