Nigrán aprueba la modificación de las Normas Subsidiarias que rigen el planeamiento

El gobierno de Nigrán consiguió en el pleno de ayer la aprobación inicial de la modificación puntual número 25 de las Normas Subsidiarias que rigen el planeamiento de Nigrán desde 1991 con el voto favorable de PP, UCN y BNG y en contra de Nigrán Decide, reuniendo así la mayoría absoluta que se requería. Esta era a segunda vez que la cuestión iba a pleno después de que en marzo no saliera adelante debido en esa ocasión al voto en contra de Nigrán Decide y la abstención de PP y BNG. Después de ese primer rechazo, cinco entidades vecinales del municipio (“A Hirmandade de Priegue”, “Monteferro de Panxón”, “A Camoesa” de Camos, “A Unión de San Pedro” y “O Castro” de Chandebrito) pidieron mediante escrito por Registro al gobierno que volviera a llevar a pleno a moción y, al mismo tiempo, que la oposición la apoyara, ya que era «beneficiosa para la generalidad de los ciudadanos de Nigrán’.

En el sustantivo, el cuerpo de las NNSS se mantuvo vigente en Nigrán a lo largo de casi 30 años y, por lo tanto, al margen de la constante evolución del marco normativo, identificando los técnicos municipales disfunciones que dificultan objetivos como la regeneración y renovación urbana o rehabilitación y eficiencia energética. Tras esta aprobación inicial, y en cuanto sea publicado en el BOP, se abrirá un período de exposición pública y alegatos durante 2 meses.

«Agradecemos que la mayoría de la oposición reconsiderara su postura porque se trata de un asunto crucial para la vida de mucha gente, ya que rebaja las restricciones en aspectos como ampliaciones hasta un 50% en núcleos rurales, reduce los retranqueos o relaja las condiciones estéticas», explica el alcalde, Juan González.

“Seguimos adelante con el PGOM y a buen ritmo, pero gracias a esta aprobación los vecinos podrán resolver cuestiones tan importantes como ampliar su vivienda en caso de necesidad o hacer una nueva división interna de la casa, así que la ciudadanía es la directamente beneficiada de este cambio, especialmente los que tienen una vivienda en el rural o anterior a 1975, cuando no existía la Licencia de Ocupación”, añade González, quien no entiende “cómo la oposición lo rechazó en el pleno de marzo”.

«No son cambios en el modelo urbanístico de las NNSS, esa tarea le corresponde al PGOM, tampoco se varía la calificación del suelo o aumenta la intensidad edificatoria. Sólo se trata de pequeñas correcciones puntuales en las NNSS para solucionar contradicciones con la normativa autonómica y estatal en vigor y resolver así deficiencias detectadas durante este tiempo en la oficina municipal de Urbanismo», resumió el edil de Urbanismo, Diego García, ante un salón de plenos lleno de personas interesadas por la aprobación de esta cuestión.

Anuncios