Baiona inicia las obras de renovación integral del campo municipal del Aral

FOTO: ALBERTO RODRÍGUEZ // Campo de fútbol do Aral.

Este lunes, 27 de agosto, se dará comienzo a las obras de renovación integral del campo municipal del Aral. Se mejorará la prestación del terreno de juego con la colocación de una base elástica de corteza natural con un espesor de doce centímetros, lo que aportará una mayor seguridad para los deportistas en caso de caídas. Además del terreno de juego, también se llevará a cabo la remodelación de la superficie de la pista de atletismo que circunda el campo, con material de última generación.

El Concello de Baiona suma al proyecto inicial de renovación del campo municipal del Aral la reforma de la grada y la instalación de iluminación LED. El proyecto inicial contemplaba la mejora tanto del terreno de juego (6.000 metros cuadrados) como de la pista de atletismo (2.000 metros cuadrados) con una base elástica que prevendrá lesiones, pero desde el Concello quieren ir más allá y apuestan por una reforma integral de las instalaciones, por lo que también actuarán en la zona de grada y en el alumbrado.

La apuesta del gobierno local por la mejora del campo se confirma al destinar los fondos del Plan Concellos 2017 de la Diputación de Pontevedra y se revalida al haber incluido a la remodelación completa de la pavimentación, así como el césped y la pista de atletismo, la instalación de iluminación LED y la reforma de la grada. El proyecto total supone una inversión de 245.569,04 euros. La empresa adjudicataria del proyecto es MECANO SPORT SL y se ocupará también del mantenimiento durante ocho años.

«Se trata de una reforma integral necesaria, es una renovación a fondo para mejorar una de las instalaciones más utilizadas por los vecinos, especialmente por menores de las escuelas deportivas municipales y clubes de categorías inferiores, y queremos que siga funcionando al máximo rendimiento. Por este motivo hemos querido dar un paso más allá y hemos incluido en el proyecto la instalación de iluminación LED y la mejora de los asientos en el graderío», apuntó el alcalde, Ángel Rodal.

Así, se añade al proyecto la instalación de butacas en la grada, un renovado graderío que cumplirá con todas las exigencias en aspectos como la visibilidad, la seguridad y la accesibilidad. Los asientos serán acogidos con gran entusiasmo por los aficionados del Erizana CF, así como el resto de aficionados que acuden a disfrutar de los diversos eventos deportivos que se celebran en el recinto. Asimismo, se instalarán taquillas, pues hasta ahora carecían de ellas.

Otro punto importante es la instalación de iluminación LED en los focos grandes del entorno. La tecnología LED es más ecológica, más respetuosa con el medio ambiente, esto hace que su proceso de reciclado sea más sencillo. Asimismo, el bajo consumo de energía de la tecnología LED se traduce en un ahorro importante tanto del consumo como de las emisiones de CO2 y azufre. De esta manera el Concello prosigue con su política de ahorro energético. También se instalará un marcador electrónico.

Esta será la primera inversión de envergadura que se realiza en este campo histórico que fue construido hace once años, por lo que el césped se encuentra en el tiempo de máxima edad, y el gobierno local planificó las reformas para que continúe siendo el campo de referencia. Durante esta década, el Aral se convirtió en la infraestructura deportiva más utilizada por los vecinos de Baiona y una de las más demandadas de la provincia. Su situación en el centro de la Villa favorece que tanto uno de los equipos de referencia como las Escuelas Deportivas Municipales, hagan uso de las instalaciones.

El gobierno local y la directiva del Erizana CF, uno de los principales usuarios del campo municipal, analizaron conjuntamente las necesidades del club y de las instalaciones para decidir cuáles serían las reformas a llevar a cabo. El Concello de Baiona también ha dotado recientemente al campo del Aral con urinarios públicos para los usuarios ajenos al club que frecuentan la zona y para los espectadores que acuden a los partidos, una petición muy demandada tanto por el club como por los vecinos.