Anuncios
Ticker de novas

Pepe Costas, reconocimiento a un clásico del Val Miñor

FOTO: CONCELLO DE GONDOMAR // Juan Vázquez de Novecento, o alcalde Francisco Ferreira e Pepe Costas.

Cada vez es menos frecuente encontrarse con personas que no pasen desapercibidas allá por donde van pero José Joaquín Costas Miniño (1950) consiguió esta distinción con nota. A simple vista su nombre no dice mucho pero si nos referimos a él como Pepe Costas la cosa cambia, y es que este baionés de nacimiento y de corazón es una de las almas vivas de la comarca del Val Miñor.

Desde muy joven se sintió atraído por la música, las fiestas y los actos sociales. En la década de los 60 fue el precursor de los famosos guateques que se celebraban en el municipio todos los fines de semana en horario de tarde, en los 70 trabajó como pinchadiscos en la discoteca Eva de Playa América, en los ochenta fichó por la conocida sala de fiestas “Novecento” de Gondomar y al poco tiempo pasó a formar parte de la discoteca “Interprais” en donde estuvo como DJ residente durante más de una década y fue aquí en donde se ganó el pseudónimo de DJ “Pepeprais”. Además combinaba estos trabajos con el de corresponsal informativo.

Sin lugar a dudas se podría decir que este baionés fue uno de los principales precursores de la marcha miñorana hasta el punto de que acaba de obtener un reconocimiento por su trayectoria, entregado de la mano del alcalde de Gondomar Francisco Ferreira durante la celebración de la “Festa dos 80”. Un tributo dedicado a la sala “Novecento” que para muchos sigue siendo sinónimo de diversión, juventud y buenos momentos, más de tres décadas después de su desaparición.

Tras dejar el mundo de las discotecas montó su propia empresa de eventos y se dedicó junto a un compañero a amenizar fiestas privadas y bodas. Con el paso del tiempo fue cambiando los trabajos nocturnos por los diurnos pero sin dejar de lado una intensísima vida social que le sirvió para ganarse unos “galones” dignos de admiración, y hoy en día Pepe Costas es prácticamente conocido por todos. El baionés sigue estando presente en multitud de eventos celebrados en Baiona participando activamente como “speaker”.

Costas se atreve con todo, actividades deportivas de cualquier índole, actos sociales o fiestas populares. Este año presentó la travesía a nado Costa Serena celebrada en Panxón, la tradicional Regata de Gamelas, la danza de las espadas, las cucañas marítimas y mañana domingo guiará la carrera popular “Andar e Correr”, con un recorrido de 10 kilómetros que lleva sin modificarse más de 30 años. Además todos los viernes de julio y agosto protagoniza las rutas guiadas por el Parador Conde de Gondomar a las 19.30 con traje medieval incluido. A sus 68 años de edad asegura que no tiene pensado retirarse con lo que todo apunta que queda “Pepe” para rato.

Pepe Costas y el famoso suceso de la vaca “Pinta”

Si algo caracteriza a Costas es su forma de ser y su sentido del humor, aunque en este punto su familia jugó un papel muy importante. Su padre, José Costas, conocido popularmente como “O Cabeco”, protagonizó una de las historias más delirantes de la villa marinera. Y es que en 1983 una de sus vacas fue detenida por orden directa de “Chicho”, el alcalde que gobernaba por aquel entonces y sin saber muy bien cómo, la que bautizaron como “La Pinta” acabó en los calabozos. La noticia dio la vuelta a España y hasta salió de las fronteras nacionales, muchos comentan que medios tales como el New York Times o el Washington Post se hicieron eco del suceso. Mientras tanto los años fueron pasando y el cautiverio de “La Pinta” se alargó durante cuatro años. Pepe, hijo, participó activamente en el transcurso de los acontecimientos atendiendo las llamadas telefónicas de los periodistas que, incrédulos, se interesaban por lo sucedido.

 

Anuncios