La campaña de alto riesgo de incendios forestales comenzará el 1 de julio

La campaña de alto riesgo de incendios forestales comenzará, un año más, el próximo 1 de julio con todo el operativo disponible y a pleno rendimiento. Así lo anunció esta mañana el director general de Ordenación Forestal, Tomás Fernández-Couto, en un encuentro con los medios locales de Santiago.

Por primera vez, todo el dispositivo estará desplegado por el territorio a comienzos de julio, ya que este año se amplía la prestación del servicio de los fijos-discontinuos de la Xunta y las brigadas de Seaga y Tragsa, que pasarán de 3 a 4 meses hasta el 31 de octubre. Por otra parte, quedarán cubiertas el cien por ciento de las vacantes que había en el servicio antes de la temporada de alto riesgo. Estas mejoras reforzarán la operatividad del dispositivo, que destaca precisamente por ser uno de los mejores de Europa.

El director general aprovechó también para hacer un nuevo llamamiento a la ciudadanía para que denuncien cualquier actividad delictiva que pueda poner en peligro nuestra riqueza forestal, ya que reiteró que 3 de cada 4 fuegos son intencionados. “Podemos tener temperaturas elevadas que eso no implica que haya incendios, el problema está en la mano del hombre que está detrás”, subrayó Fernández-Couto.

Sin embargo, también aclaró que hay un cambio de actitud en la población, no sólo a la hora de denunciar sino también de colaborar en la limpieza de las parcelas. Y para que esa colaboración llegue a todos los ayuntamientos de Galicia, la Xunta firmará en los próximos días un convenio de colaboración con la Federación Gallega de Municipios y Provincias (Fegamp) para mejorar la gestión de la biomasa en las cercanías de las viviendas y núcleos de población y, consecuentemente, prevenir y minimizar los daños por los fuegos.

La Consellería de Medio Rural se compromete a sufragar en un porcentaje del 75% los cuestes de las actuaciones precisas para mantener estas franjas secundarias de acuerdo con el establecido en la normativa. Le corresponderá a la Fegamp y, en su caso, a los ayuntamientos adheridos al convenio, la financiación del 25 por ciento restante. Para impulsar y formalizar este acuerdo, el departamento que dirige Ángeles Vázquez acerca este año un total de 6 millones de euros con el que se asumirá el 100% de los gastos, pues el Gobierno gallego es consciente de las dificultades, sobre todo económicas, que tienen los ayuntamientos para hacer cumplir la ley en este ámbito.

Por otra parte, recordó que el dispositivo en Galicia está compuesto por unos 7.000 efectivos que cobren la totalidad del terreno, entre medios propios, del Ministerio, y municipales. “Habrá vigilancia en nuestros montes, porque prevenir es fundamental en la lucha contra los fuegos”, y añadió que no sólo habrá efectivos a pie, como la Operación Centinela Gallego o las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, sino también fijos a través de los 91 puestos que conforman la red de vigilancia contra incendios. Así, en los próximos días quedarán instaladas las 44 nuevas cámaras que cubrirán el 54% del territorio.

Medios materiales

Galicia mantendrá los medios materiales de los últimos años, con 360 motobombas de la Xunta, de los ayuntamientos y de los parques de bomberos, y a los que se añaden cisternas, palas y otros vehículos. En lo tocante a los medios aéreos, estarán disponibles una treintena de helicópteros entre los que se encuentra un dotado con cámaras que transmitirán imágenes y vídeo en tiempo real y georreferenciadas.

Anuncios