Anuncios
Ticker de novas

Comando Ghichas cumple tres años luchando contra los herbicidas en el Val Miñor

FOTO: COMANDO GHICHAS // Herbicida nas cunetas da estrada Vigo-Baiona competencia da Xunta de Galicia.

Este es el tercer año que Comando Ghichas lleva a cabo a campaña contra los herbicidas en el Val Miñor. “Vamos viendo resultados, poco a poco. Nos gustaría que esta fuera la última y que los agrotóxicos, que son muchos, dejasen de estar presentes en nuestro medio. Sabemos que no es fácil, pero puede conseguirse, y sobre todo sabemos que somos la gente, la ciudadanía, la que tenemos que ponernos en pie para reclamar una y otra vez a las administraciones que defiendan nuestro medio, ¡del que somos parte!,y que los criterios económicos no justifiquen los destrozos ecológicos”.

Lo que no se puede entender es que aparezca una noticia en la prensa (Voz de Galicia. Ourense. 21/3/18) con el siguiente titular: “La Xunta pide a los ayuntamientos que eviten el uso de herbicidas para limpiar de maleza las carreteras”. En este artículo podemos leer: “Básicamente, lo que pide la normativa actual es que se estudie la zona para tratar, cada tramo, para verificar si es necesaria la aplicación de productos fitosanitarios, priorizando la aplicación de otros medios de control de maleza o de plagas mediante medios mecánicos u otro tipo de medios biológicos antes que la utilización de medios químicos, que son contaminantes”, señala Carlos Mansanet, inspector de sanidad vegetal de la Xunta. “Por cierto debe ser una nueva titulación que nos llama la atención”.

Desde Comando Ghichas se preguntan ¿¡cómo la administración puede exigir esto cuando es la propia Xunta (además de muchos ayuntamientos) la que fumiga año tras año las carreteras!? ¿Cómo se puede entender? ¿Cómo da un mensaje contrario a lo que hace?.

Para el colectivo esto sólo puede suceder si nuestra administración autonómica funciona por compartimentos estancos, que no se comunican y que no tienen un proyecto común, y eso lo pudieron comprobar cuando en la campaña anterior enviaron cartas a las diferentes consellerías de la Xunta, que entendían implicadas en el tema de los herbicidas, y recibieron la respuesta de Medio Ambiente: “esto no es cosa nuestra, es de la concejalía de Medio Rural. Y así andamos”.

Efectos en medio

Cada año, en cada campaña contra el uso de estos tóxicos, inciden en que estos productos se acumulan en el agua, en la tierra, contaminan el medio y por lo tanto afectan a la salud.

Recientemente salió a la luz un estudio extenso y completo titulado “Ríos hormonados”. Sus autores son Rodrigo Balaguer, Giorgio Dimastrogiovanni, Kistiñe García, Erika González, Angeliki Lysimachou y Dolores Romano. Publicado por Ecologistas en Acción y PAN Europa. En este estudio,en base a la Ley 27/06 que regula el acceso público a la información ambiental, Ecologistas en Acción solicitó por escrito a todas las Confederaciones Hidrográficas los resultados de las analíticas realizadas en los 5 últimos años de las sustancias prioritarias en el ámbito de la Política de Aguas. Así como de las sustancias plaguicidas de las que se sabe o sospecha que son disruptoras endocrinas. La información es alarmante: “La mayoría de los plaguicidas detectados no están autorizados en la UE ni en España,y mismo aquellos prohibidos hace muchos años, como el DDT, el hexaclorobenceno, el lindano, la atrazina y el endosulfán aún están presentes en medio acuático. Esto es preocupante, porque muestra por una parte que estos productos químicos nocivos se utilizaron ampliamente en España y ahora persisten en medio ambiente, y por otro lado, que los plaguicidas deben usarse ilegalmente, como se desprende del caso del DDT y lindano, que fueron prohibidos (DDT desde los años 80 y lindano en 2008) pero los compuestos parentales (DDT y gamma-HCH) aun se detectan. Además, estas sustancias que están presentes en el agua pueden actuar adictiva o sinérgicamente con nuevos contaminantes, dando lugar a diferentes efectos adversos en organismos expuestos y en concentraciones de exposición más bajas que los efectos causados por, cada compuesto individualmente”.

En el Val Miñor

La situación en el Val Miñor, de esta vez, presenta ciertos cambios. Por una parte vemos que la población está más concienciada. Las campañas informativas que de manera continuada van llevando a cabo van dando resultados. También cada vez en Europa y en Latinoamérica hay mas movimientos en contra de los agroquímicos. “Tenemos constancia de que tanto el vecindario de Gondomar como la de Nigrán protestó en sus ayuntamientos al ver las cunetas quemadas por la Xunta, en el caso de Nigrán también en algún espacio competencia del ayuntamiento. Esto ya es un avance, la toma de conciencia”.

En el Val Miñor se presentaron en su día, por diferentes grupos políticos e impulsadas por el reclamo del vecindario, mociones en contra del uso de herbicidas con glifosato, en las que se instaba a rozar las orillas por medios mecánicos y eliminar los herbicidas tóxicos, además de solicitar a la Xunta que no fumigara las carreteras de las que tiene competencia y que se situaron en los territorios de los ayuntamientos con la moción aprobada.

En el ayuntamiento de Baiona la moción no fue admitida al pleno por parte del gobierno local con mayoría absoluta. En los ayuntamientos de Nigrán y Gondomar fue aprobada. Esto ya supone un cambio con respecto a años anteriores. Como también el hecho de que la Diputación de Pontevedra no esté fumigando sus carreteras.

Los acuerdos incluidos en la moción se están cumpliendo por parte del ayuntamiento de Gondomar, que no emplea desde entonces otros medios que los mecánicos para rozar los espacios que le corresponden e instó a la Xunta a parar las fumigaciones, lo pudimos leer en la prensa, aunque la Xunta, no hizo caso y las carreteras dependientes del gobierno Autonómico están quemadas con herbicidas, aquí y en toda Galicia. Este ayuntamiento también organizó charlas para el vecindario en las que se explicaban las consecuencias del uso de estos tóxicos. Por lo tanto su trabajo está hecho. Esto sería lo normal, el cumplimiento de las mociones aprobadas, pero parece que llama la atención ya que no es frecuente. Así que tenemos otro avance.

En el ayuntamiento de Nigrán la moción no se está cumpliendo en su totalidad, si bien hay algún cambio. No tenemos constancia de que se tenga comunicado con la Xunta instándole a no fumigar el territorio del ayuntamiento y tampoco que se hicieran charlas divulgativas sobre este tema como estaba acordado.

Nigrán dejó de usar el glifosato, ahora emplea ácido acético al 25 % según informa al concejal de medio ambiente, producto también tóxico para el medio, aunque no con las repercusiones del glifosato, con todo Comando Ghichas se pregunta si es realmente necesario ya que, como pueden ver, las carreteras de Gondomar aparecen limpias y no utiliza producto ninguno. ?¿Cuál es la motivación? ¿Económica? ¿A quien favorece?.

Las enfermedades degenerativas, alergias, cánceres… cada vez están más extendidas. Se gastan cantidades enormes de dinero en su cura (se es que la tiene), en medicamentos, en campañas sobre prevención y la alimentación “saludable” (esa es otra, la industria agroalimentaria, como produce lo que comemos y bebemos, con que productos “saludables” alimentamos a la infancia…) Pero lo que no se hace es investigar las causas de la proliferación de estas enfermedades. ¿Por qué?.

“El que sí sabemos es que las industrias farmacéuticas y las de los agroquímicos van de la mano, son las mismas, y son grandes multinacionales que tienen por objetivo tener grandes beneficios”.

Recientemente los tres ayuntamientos del Val Miñor organizaron conjuntamente, como en años anteriores, una jornada en defensa de la apicultura… ¿Es esto coherente?

¿Se puede realmente apoyar el mundo de las abejas y consentir al mismo tiempo el uso de agroquímicos que acaban con ellas? ¿Puede un gobierno decir que respeta al medio y hacer propaganda de su ecologismo y a la vez dejar contaminar su territorio?.

“Pedimos coherencia y responsabilidad a las administraciones y mucha concienciación al vecindario”, concluye Comando Ghichas.

Anuncios