Anuncios
Ticker de novas

100 metros de barreras metálicas protegerán las viviendas del entorno del Castro de Chandebrito

El director general de Desarrollo Rural, Miguel Pérez Dubois, y el delegado territorial de la Xunta en Vigo, Ignacio López-Chaves, se desplazaron hoy hasta el Ayuntamiento de Nigrán para supervisar el inicio de las obras en el Castro de Chandebrito, una de las áreas afectadas por la ola de fuegos del pasado mes de octubre, y que estarán finalizadas en un plazo de unas cuatro semanas.

En la visita, en la que estuvieron acompañados por el alcalde de la localidad, Juan González, y representantes de la Comunidad de Montes, Pérez Dubois celebró el inicio de esta actuación “en la que tuvimos que conjugar la protección del Castro y de las casas de los vecinos de este lugar”, dijo, al tiempo que remarcó la medida como la “más viable para preservar las edificaciones de la zona de posibles desprendimientos”.

Por su parte, González agradeció la intervención a la Xunta de Galicia y recordó que “ante todo había que poner la seguridad de los vecinos”, haciendo hincapié en que “es una solución apoyada por la Universidad de Vigo, lo que para nosotros es una garantía”. El alcalde se mostró además satisfecho ya que “no va a afectar para nada a la estructura del Castro”. Destacó también que “tienen un arqueólogo a pie de obra que hará un seguimiento por se apareciera alguna cosa nueva, por tanto para Nigrán y para Chandebrito es una buena noticia”.

Los trabajos arrancan toda vez que se obtuvieron las autorizaciones necesarias para la intervención, correspondientes a las posibles aficiones a elementos patrimoniales en el perímetro. Una actuación a la que la Consellería de Medio Rural destina 64.432,46 euros y que responde a la propuesta técnica encargada a Universidad de Vigo.

Muchas de las áreas afectadas por la ola de fuegos del pasado octubre presentan alteraciones en la cubierta vegetal y se encuentran situadas en zonas de elevada pendiente, próximas la zonas habitadas, con formaciones rocosas con presencia de bloques de granito que pueden llegar a sufrir algún desprendimiento y dañar edificaciones. Este es el caso del Monte del Castro, en la parroquia de San Xosé de Chandebrito.

De cara a analizar el riesgo de caída de elementos pétreos, la instancias de la Consellería de Medio Rural, y a través de la empresa pública Seaga, se encargó a la Universidad de Vigo que emitiera un informe de riesgos por desprendimiento en la zona objeto de intervención.

El informe elaborado por la ETSE de Minas y Energía descartó la existencia de un peligro inminente. Tras varias visitas técnicas a la zona, y una vez recopilados los datos básicos de topografía, geología, geotécnica, sísmica y meteorología, no se encontró ningún indicador que alertara de la existencia de zonas inestables. Con todo, el profesor propone una serie de actuaciones que son las que se llevarán a cabo.

Así, las obras contemplan la instalación de 100 metros lineales de barreras dinámicas, separadas en dos tramos, con una altura máxima de 3 metros y perfiles de acero cada 10 metros. La pantalla ha sido proyectada para absorber una energía cinética de hasta 600 kilojulios, equivalente a un bloque de unas 2,5 toneladas (1 metro cúbico) que se lance a una velocidad de unos 21 metros por segundo.

En el caso de Chandebrito se ha estimado una energía de impacto de 500 kilojulios ya que la pendiente existente reduce la velocidad de los bloques desprendidos y a la vez reduce la energía de impacto. Entre los postes se dispondrá un cerramiento a base de red de cables de acero con mallas de triple torsión, con el objetivo de interceptar la trayectoria de las piedras y controlar así el impacto. La pantalla realiza este trabajo deformándose y transmitiendo las solicitaciones a los disipadores y anclajes de la estructura.

2018-06-05 - 2016-03-16 19.22.58

Anuncios