Más de un millón de euros para Baiona, Gondomar y otros 39 ayuntamientos afectados por la ola de incendios

FOTO: ALBERTO RODRÍGUEZ // Incendio en Baiona.

La Xunta invertirá más de un millón de euros en 41 ayuntamientos que resultaron afectados por la ola de incendios del pasado mes de octubre. El presupuesto se destinará a reparar aquellos bienes de titularidad municipal que fueron dañados y que no estaban cubiertos por el resto de líneas habilitadas en la Orden conjunta de ayudas de 27 de octubre.

Así lo explicaron hoy en rueda de prensa a Directora General de Administración Local, Marta Fernández Tapias, y los delegados territoriales de Pontevedra, José Manuel Cores Tourís, y Vigo, Ignacio López-Chaves.

En concreto, esta orden conjunta recogía la posibilidad de establecer convenios de colaboración con las entidades locales para reparar o reponer los recursos y bienes de titularidad municipal. Después de reclamar información a los ayuntamientos, en colaboración estrecha con la Fegamp, se procedió a enviar técnicos para la comprobación in situ de los daños declarados para determinar su eligibilidad dentro del objeto de esta línea de ayudas. Finalizado este proceso, se elaboró la relación de gastos subvencionables en los que incurrieron estos 41 ayuntamientos, y que asciende a unos 2 millones de euros.

Tal y como se había anunciado, la Xunta acercará el 50% de esta cuantía, pero con el fin de cubrir un mayor porcentaje, se dirigió por carta a las diputaciones provinciales de Ourense y Pontevedra -donde los daños fueron más elevados- para solicitar su colaboración. El Gobierno gallego agradece la implicación de la Diputación de Ourense, que ya mostró su intención de colaborar en la cobertura, y espera que otras administraciones también se sumen a la iniciativa.

La distribución provincial de los 41 ayuntamientos beneficiados es el siguiente: 1 en A Coruña; 5 en Lugo; 18 en Ourense; y 16, más una entidad local menor, en Pontevedra. En concreto, los beneficiarios de la provincia de Pontevedra son los siguientes: Caldas de Reis, Cerdedo-Cotobade, A Guarda, Mondariz Balneario, Ponteareas, O Rosal, Salceda de Caselas, Salvaterra de Miño, A Cañiza, As Neves, Ponte Caldelas, Baiona, Mos, Pazos de Borbén, Soutomaior, Vigo y la entidad local de Morgadáns.

En los próximos días a Dirección General de Administración Local comunicará a los ayuntamientos a relación de actuaciones subvencionables y comenzará la tramitación de los correspondientes convenios de colaboración.

Respuesta ágil y coordinada

La Xunta de Galicia articuló una respuesta ágil y coordinada de todo el Gobierno gallego para hacer frente a las consecuencias de la ola de incendios del pasado mes de octubre. Así, sólo una semana después del suceso, aprobaba en Consejo el Decreto 102/207, de 19 de octubre, de medidas urgentes para la reparación de daños causados; y el 30 de octubre publicaba en el Diario Oficial de Galicia una orden conjunta que agrupaba las subvenciones de los distintos departamentos autonómicos para facilitar su tramitación.

Actualmente, ya hay 716 solicitudes que recibieron una resolución positiva o cuentan con propuesta de concesión.

Por importe concedido, las ayudas más cuantiosas confirmadas hasta ahora son las que dependen de la consellería de Infraestructuras y Vivienda; seguidas respectivamente por los departamentos de Medio Rural; Economía Empleo e Industria; y la Vicepresidencia.

Hace falta recordar, además que, en aras de que las ayudas fueran efectivas lo antes posible, se habilitaron anticipos del 100%, del 50% o del 25% en varias de las convocatorias.

23 millones de euros

El presupuesto inicial de esta orden ascendía a 11,3 millones de euros, que posteriormente fueron ampliados hasta los 13,2 millones de euros mediante una resolución de la Consellería de Infraestructuras y Vivienda, que sumó 1,9 millones de euros al presupuesto destinado a sufragar los gastos de viviendas dañadas y su menaje doméstico. De este modo, se cumplía el previsto en la propia orden, que establecía la posibilidad de ampliar el crédito inicial cuando fuera necesario, así como también recogía la opción de destinar los remanentes que habían podido quedar en alguna línea para incrementar la dotación de las partidas que se agotaran. La este presupuesto hay que sumar los 9,8 millones de euros invertidos por la Xunta en actuaciones directas en distintos ámbitos: nos montes y carreteras afectadas, o en los parques naturales.

Esta convocatoria conjunta del Gobierno gallego habilitó ayudas para poder paliar los daños causados por la ola de incendios en un amplio abanico de supuestos, como la de afectación a bienes de titularidad municipal (detallada anteriormente); pero también la viviendas, negocios y, por supuesto, por daños personales.

Así, se incluían 100.000 euros de la Secretaría General de Deporte para las instalaciones dañadas; y, en materia de turismo, se habilitaron ayudas para la reposición de señalización turística -500.000 euros- y para la reparación de daños causados por incendios en los establecimientos turísticos -500.000 euros-. El plazo para justificar las inversiones turísticas estará abierto hasta el 30 de junio.

Las ayudas para daños personales disponían de una partida de 350.000 euros, en el que se fijaban 75.000 euros por víctima para los casos de fallecimiento o incapacidad permanente y también se incluían gastos de asistencia médica y hospitalización. Las ayudas, que ya se hicieron efectivas, llegaron a 12 personas.

La orden inicial establecía también 2 millones de euros de ayudas para sufragar gastos de viviendas dañadas y menaje doméstico, un presupuesto que después se amplió con 1,9 millones de euros mas. En el caso de las residencias habituales, el presupuesto puede cubrir el 100% del valor de reparación. Al amparo de esta línea, están concedidas 169 ayudas. También se fijaban 550.000 euros para sufragar los gastos de alojamiento provisional de las personas afectadas.

En cuanto a los negocios afectados, el Gobierno gallego habilitó una línea de ayudas de 3 millones de euros para obras de recuperación y reconstrucción de establecimientos comerciales afectados; así como otros 1,5 millones de euros para el medio rural destinados a sufragar la reparación de daños en infraestructuras de titularidad privada, gastos de madera acopiada queimada o reparaciones de bienes o medios de producción de explotaciones agrícolas. A través de esta línea de ayudas, se concederán 436 ayudas en el caso de medio rural (entre las ya concedidas y las propuestas para aprobación) y 12 en el caso de las líneas de ayudas a negocios, a las que se podrán sumar otras 2 que están en proceso de enmienda de documentación.

Por último, la orden establecía también 300.000 euros para los titulares de los terrenos cinegéticos ordenados (Tecor). Además, se dotó otro millón de euros para reparar los daños causados en los bancos marisqueros, en los que no se ha registrado ningún tipo de daño y, en consecuencia, ninguna solicitud.