El PP exige al alcalde una solución para el aparcamiento de los autobuses del Colegio de Peitieiros

FOTO: ALBERTO RODRÍGUEZ // CEP Xosé Neira Vilas en Peitieiros.

La presidenta del PP de Gondomar, Paula Bouzós, se entrevistó la semana pasada con el director del Colegio de Peitieiros, Xurxo Martínez, para entre otros asuntos, abordar la problemática del peligro de atropellos en las entradas y salidas de los niños para coger los buses. El director le trasladó que su mayor preocupación ahora mismo es esta, y que las últimas noticias que tiene y que van a hacer unos pasos elevados, lo que para él es insuficiente. Según Xurxo Martínez «ya se han dado casos de conductores que no les importa que estén cruzando los niños. La mejor solución sería la instalación de unos semáforos y el desvío del trafico en las horas de entrada y salida del colegio». «Hay dos temas que ahora mismo para mí y para la comunidad educativa son muy necesarios: un pabellón para la gimnasia y la problemática de la seguridad de los niños en las entradas y salidas del colegio», le comentó el director.

Paula Bouzós es consciente de este problema, por eso le pide a Paco Ferreira que se acometan las obras prometidas para el aparcamiento de los autobuses en el Colegio Público Xosé Neira Vilas de Peitieiros, y se estudie la posible colocación de semáforos como le comentó el director en la entrevista mantenida. Le recuerda Paula Bouzós, que antes de las elecciones del año 2015 había quedado ya redactado un proyecto con la solución a este problema, pero con el cambio de gobierno en la Diputación de Pontevedra este documento quedó escondido en el cajón, y no se supo más de él. Incluso en un pleno de abril de 2016 Paco Ferreira reconoció que había un proyecto redactado por el anterior gobierno y comprometida su ejecución. Hay que recordar que a este colegio van alumnos de Peitieiros, Chaín, Morgadáns, Couso, así como de otras parroquias cuyas familias eligen este colegio para la formación de sus hijos.

También recuerda a presidente del PP de Gondomar, que en la visita que hizo en junio de 2017 a Gondomar el diputado provincial de Movilidad, Uxío Benítez, se comprometió a ejecutar las obras necesarias para garantizar la seguridad de los niños. Según sus palabras «…el proyecto del departamento de Movilidad de la Diputación, que está en fase de redacción, incluirá nuevos elementos de calmado de tráfico: cuatro reductores de velocidad que se situarán en las curvas anterior y posterior a la recta en la que está el colegio. Asimismo, se habilitará un espacio propio para que los niños y niñas que utilizan el transporte escolar puedan subir y bajar del bus fuera del ámbito de la carretera provincial. Para realizar esta mejora y acondicionar un nuevo área para la parada de los buses se está trabajando en la consecución de una parcela anexa al colegio que pertenece a la comunidad de montes».

Finalmente, Bouzós recuerda que si la Diputación Provincial de Pontevedra no quiere hacer las obras, el ayuntamiento se puede acoger al plan «Camiña á Escola». Se trata de una línea de subvenciones para la redacción de proyectos y planes de dinamización de caminos escolares seguros en las carreteras provinciales, y que serán financiados por la Diputación con hasta el 75% de su coste.

Anuncios