Anuncios
Ticker de novas

Manifesto Miñor pide al alcalde que devuelva lo que consideran cobros indebidos por kilometraje

FOTO: CONCELLO DE GONDOMAR

Manifesto Miñor, socio del gobierno socialista de Gondomar, hizo pública este martes la carta presentada por registro el pasado 2 de marzo en la que su portavoz, Antonio Araújo, solicita al alcalde Paco Ferreira la devolución de lo que consideran cobros indebidos por kilometraje, después de varios intentos frustrados para hablar sobre el asunto.

Araújo comienza la misiva indicando su “preocupación y desacuerdo a respecto de determinadas actuaciones” llevadas a cabo por el alcalde en lo que va de mandato “que pueden tener consecuencias políticas imprevisibles”.

“Lamentamos tener que llegar a esta situación pero la lealtad con el gobierno municipal del que formamos parte, y contigo mismo como alcalde, nos obliga a hacerlo así. Callar y esperar por el desgaste público del socio de gobierno, o jugar al cuanto peor mejor, además de desleal con el partido que tú representas (PSOE) con quien pactamos el Gobierno Municipal de Gondomar, sería una irresponsabilidad política que los vecinos de Gondomar no perdonarían”, continúa el Teniente Alcalde.

Manifesto Miñor indica que revisando la documentación oficial que le es remitida periódicamente por los diferentes órganos municipales, como son las actas de los plenos o de las juntas de gobierno, las resoluciones de alcaldía o los informes trimestrales de intervención, “descubrimos con preocupación una serie de decisiones tuyas, en tu propio beneficio personal, que sobardan a nuestro entender los límites de lo que debe ser un correcto y ejemplar proceder de un alcalde”.

Se tratan de resoluciones y levantamientos de reparo realizados periódicamente referidos al cobro de kilometrajes dentro y fuera del ayuntamiento, dietas o, el cobro del fondo social, todo ello sin justificar y con los informes contrarios de intervención, que entre otras advertencias dice que las bases de ejecución del presupuesto municipal no permiten el cobro de kilometraje dentro del propio término municipal.

Araújo señala que el regidor viene pasando mensualmente entre 1000 y 1500 kilómetros dentro del ayuntamiento, y asegura que “si bien no nos corresponde a nosotros pronunciarnos sobre la legalidad o non de tus acciones, sí que las valoramos como una falta de ética impropia de un gobierno municipal de izquierdas e inexplicable en un alcalde socialista”.

Finalmente, ruegan a Ferreira, que con la “máxima urgencia y diligencia posibles”, devuelva a las arcas municipales lo indebidamente cobrado, así como proceda a explicar con claridad y contundencia argumentarias en la propia devolución los motivos de la misma, e incluso, una explicación pública.

Por su parte, Paco Ferreira critica que “pretendan acusarme de corrupto por cobrar kilometraje cuando uso mi vehículo particular para desplazarme como alcalde (ver caminos, obras, actos culturales, etc”. Así mismo señala que lo cobrado por este concepto atiende a cuestiones de su cargo y según lo establecido en el Real Decreto que lo regula a 0,19 euros por kilómetro. “Y pregunto yo, ¿cómo hago para ejercer de alcalde entonces?, ¿Voy en taxi?, ¿Me lleva la Policía?, ¿Cómo hago?, se pregunta.

El regidor insiste en que no se trata de un sobresueldo, sino para compensar los gastos por el uso del coche (gasolina, seguro, ruedas, etc). “El mismo criterio que seguimos para los funcionarios que usan su vehículo particular: inspectora de obras, notificador, arquitecto o cualquier otro funcionario, que por suerte para el concello no se niegan a usar sus vehículos”.

“La verdad que la demagógica política aguanta todo y más, y la envidia es la pandemia de este país. Coherencia y tranquilidad señores, que yo vine aquí a trabajar y a cambiar Gondomar (le parezca bien o mal a quien quiera), es mi único objetivo. Socios amigos, enemigos, etc, tendré muchos defectos, pero de momento soy trabajador, humilde y honrado”, concluye Ferreira.

Manifesto Miñor lamenta que el alcalde “no tuviera a bien reunirse con sus socios de gobierno y confunda ahora con enemigos o con demagogia a las personas que le dicen las cosas con honestidad y con respeto”. En todo caso, continúan, “si el trabajo de los concejales de Manifesto Miñor no resulta de su agrado porque no se comportan con sumisión, ya sabe lo que tiene que hacer, retirarle las competencias”.

Anuncios