Anuncios
Ticker de novas

Más de 2.000 árboles autóctonos repoblarán el próximo fin de semana Chandebrito

La parroquia de Chandebrito, en Nigrán, definida por muchos como “el kilómetro cero” de los fuegos que arrasaron los montes gallegos el pasado octubre, resurgirá el próximo sábado, día 24, de sus cenizas con la repoblación de sus bosques, mediante la plantación de unos 2.500 árboles autóctonos. Una iniciativa en la que han sumado apoyos diferentes asociaciones aunados a un fin común: recuperar los bosques. A esta ola solidaria y de concienciación ecológica también ha querido contribuir el colectivo Galicia Ambiental, con la puesta en marcha, hace más de cuatro meses, de la iniciativa Árbores de Cinza que ha permitido adquirir buena parte de esos árboles.

Así, el colectivo ambiental alcanza uno de sus principales objetivos: contribuir a la repoblación de esos más de 2.000 árboles. De esta aportación, una cuarta parte procede de particulares, a través de la “compra” de cenizas en la acción navideña y el resto mediante donación directa de empresas y asociaciones (profesionales, AMPA, etc.…). A lo largo de estos meses, Galicia Ambiental recaudó un total de 2.329 euros en donaciones directas a través de la plataforma www.migranodearena.org y otros 2.000 euros procedentes de donaciones de colectivos. Un total de 4.329, 92 euros, importe que en su totalidad – salvo gastos de envío postal y de gestión del portal mi grano de arena- se destinan a la Asociación y Comunidad de Montes de Chandebrito para que puedan llevar a cabo la repoblación de la zona con especies autóctonas.

Precisamente, el presidente de Galicia Ambiental, Benito García, abrirá las ponencias de colaboradores que se celebrarán el sábado a partir de las 12.00 horas en la que explicará en detalle el proyecto solidario Árbores de Cinza. Una sesión en la que estará acompañado por el presidente del Colegio Arcadia de Madrid, primer donante no particular en sumarse a la propuesta. Ambos participarán luego en la plantación simbólica de los árboles adquiridos con las aportaciones.

Esta colaboración pone fin a la fase inicial de recaudación de fondos iniciada a finales del pasado año y que tenía como objetivo contribuir a la plantación de 2.000 árboles en la zona de Chandebrito. Si bien, el proyecto Árbores de Cinza no se extingue y busca seguir colaborando por mantener los bosques gallegos. Así, nuevas aportaciones permitirán, desde junio, afrontar un programa de educación ambiental continuada que contará, además, con un espacio web para que los más jóvenes puedan comprobar cómo van creciendo los árboles, un crecimiento paralelo de los niños con los árboles a través de la red o el nuevo bosque.

Mucho más que plantar un árbol

El dinero recaudado permitirá financiar, en buena parte, los árboles que se plantarán el día 24 en las jornadas organizadas al efecto tanto por la Comunidad de Montes como por las entidades vecinales de Chandebrito. Pero estos colectivos han decidido que la plantación de estos árboles se vuelva todo un acto de celebración del bosque autóctono, que vuelve a brotar tras los incendios. El próximo sábado las actividades se sucederán en un amplio programa que se prolongará a lo largo de la jornada y que arrancará con la inscripción y recepción de los asistentes a las 9.00 horas. Especialistas en temas medioambientales aportarán sus impresiones y recomendaciones en una sesión de concienciación prevista para las doce del mediodía que será seguida por una comida entre los participantes.

Ya por la tarde, a partir de las 15.00 horas se desarrollará un taller sobre repoblación de arbolado al que seguirá la plantación de más de 2.500 árboles autóctonos en los lugares previamente acondicionados y a su remate se realizará un recorrido de unos 3 kilómetros por la Ruta del Agua. Una ruta por los montes de Chandebrito que pone en valor la riqueza de nuestros montes tanto a nivel ambiental como patrimonial, ya que incluye la visita a molinos de agua, petroglifos y el Castro.

Tras reponer fuerzas con una merienda, la jornada continuará con un taller rupestre y la elaboración de pan para dar lugar a una cena y la entrega solidaria de fondos recaudados para aquellas familias damnificadas por los incendios en la parroquia. Mientras, la música servirá de colofón a una jornada para celebrar la riqueza de nuestros montes.

Árbores de Cinza

El proyecto solidario Árbores de Cinza buscaba regenerar los bosques gallegos que sufrieron la ola de incendios en el pasado mes de octubre de manera que las propias cenizas de los árboles gallegos crearan conciencia y ayudaran a recuperar nuestros montes. Una campaña que surgió buscando sustituir los abetos navideños y que ha permitido una repoblación voluntaria y comunitaria para contribuir a regenerar el bosque quemado mediante la entrega de especies autóctonas a particulares en la zona afectada; concretamente la parroquia de Chandebrito en Nigrán, conocida como “el kilómetro cero del fuego”. Un pequeño gesto con el que comenzar a llenar de vida lo que el fuego arrasó en su vorágine imparable. Un intercambio sencillo y cargado de simbolismo y significado. Las cenizas que ahora cubren los bosques llegaron a los hogares de las personas colaboradoras y su aportación se transformó en un árbol autóctono. A través de Árbores de Cinza estos árboles aún tienen mucho que aportar.

Sus cenizas llegaron hasta las personas colaboradoras en un intercambio singular. La compra de las cenizas de uno de los miles de árboles calcinados en los incendios sirvió para la compra de un árbol autóctono. El sobre con las cenizas, incluía unas pequeñas instrucciones para usar la ceniza como fertilizante. Una manera de que, pese a la distancia, también se conozca de primera mano la destrucción y la negrura originada en tierras gallegas.

Para colaborar en la acción, Galicia Ambiental creó la página web (www.arboresdecinza.es) en la que se pudieron comprar uno de los millones de árboles que se quemaron. Para este intercambio se utilizó la plataforma colaborativa (migranodearena.org) que favorece la transparencia y ofrece garantías en todo el proceso de donación. Los fondos recaudados en esta plataforma se destinaron íntegramente (a excepción de los gastos derivados de la gestión de los envíos de la ceniza) para la compra de ejemplares autóctonos que servirán para repoblar las zonas más devastadas.

A lo largo de estos meses, Árbores de Cinza ha sumado esfuerzos también en la tarea de concienciación ambiental, bajo el prisma del objetivo inicial: sensibilizar y repoblar. Sensibilizar a la población española de los riesgos ambientales de los incendios forestales, la importancia de recuperar el monte con especies autóctonas y su cuidado. Repoblar el monte con especies de valor añadido y que además contribuyan a romper superficies futuras de monocultivo, actuando como elementos de contención del fuego y aportadores de biodiversidad. Para ello, se han llevado a cabo distintas iniciativas de concienciación en centros educativos de la mitad norte de España.

Los impulsores

La propuesta Árbores de cinza surge de la colaboración conjunta de dos entidades hondamente preocupadas por el medio ambiente y que comparten su preocupación por el estado en el que ha quedado el bosque gallego tras una envestida tan severa como han sido los incendios acuciados por una sequía inusual en estas tierras; una de las agencias publicitarias más importantes del mundo, a través de su sede en España, siendo la Asociación Galicia Ambiental la “cara visible”.

Galicia Ambiental es el punto de encuentro y defensa de intereses de los profesionales del sector medioambiental. El conocimiento, divulgación y la puesta en valor de las buenas prácticas ambientales de empresas, instituciones o personas son los pilares sobre los que se asienta la asociación. La denuncia ante las administraciones públicas y/o administración de justicia, cuerpos y fuerzas de seguridad del estado de prácticas ilegales o lesivas con el medioambiente, en el ámbito de la comunidad autónoma de Galicia, indistintamente de que su origen tenga relación con acciones desarrolladas por personas físicas, empresas instituciones, etc., es otro de los objetivos que mueven al colectivo. Galicia Ambiental es una entidad, sin ánimo de lucro, que integra a profesionales independientes y/o representantes de empresas, instituciones, corporaciones de derecho público, medios de comunicación… que desarrollan su actividad profesional en el área medioambiental, en definitiva, todas aquellas personas para las que el medio ambiente es una cuestión primordial.

Anuncios