Anuncios
Ticker de novas

El PP afirma que Gondomar finalizó el 2017 sin celebrar ningún acto del “Año del Conde”

FOTO: CONCELLO DE GONDOMAR

La presidenta del Partido Popular de Gondomar, Paula Bouzós, acusa a Paco Ferreira de volver a mentir y engañar los vecinos tras prometer hace un año que el año 2017 sería “el Año del Conde de Gondomar”. En este sentido, van a presentar una moción para debatir en el próximo pleno en la que pide varias acciones al fin de recuperar la figura del Conde de Gondomar.

En la visita que hicieron en octubre del año 2016 a Valladolid, lugar donde descansan los restos del Conde de Gondomar, tanto el alcalde Paco Ferreira como la Concejal de Cultura Nuria Lameiro prometieron un hermanamiento en junio con esta ciudad, haciendo coincidir con el día en el que Felipe III nombró como Conde de Gondomar a D.Diego Sarmiento de Acuña. Primera promesa no cumplida según los populares.

Ya a primeros de año 2017 Paco Ferreira anuncia a bombo y platillo que el año 17 sería el “Año del Conde” y que Gondomar estaba preparando diversos actos para celebrarlo. Entre estos destacaban: un acto institucional con la presencia de representantes de Valladolid y Toro; la creación de una mesa de trabajo, con la presencia del profesor Fernando Bartolomé, para preparar un programa de actos con el apoyo de la Xunta y Diputación; ciclos de conferencias, culminado los actos con la publicación de un libro. También anunció que se había puesto en contacto con diversas localidades vinculadas a Sarmiento de Acuña, y con la Casa Real. Incluso llegó a afirmar que para conmemorar esta celebración el Ayuntamiento de Gondomar colocaría en su documentación oficial, el grabado del Conde que actualmente se encuentra custodiado en la Biblioteca Nacional.

El 26 de enero de 2017 el pleno de la corporación municipal de Gondomar aprobó con los votos a favor de todos los grupos, a excepción de Gondomar Concello Aberto, que se abstuvo, la declaración del 2017 como Año del Conde de Gondomar, coincidiendo con los 400 años de su nombramiento como primer Conde de Gondomar por Felipe III y el 450 de su nacimiento. También se colocó una lona en la fachada del ayuntamiento (quitada al poco tiempo) y un gran cartel anunciando la efeméride. Y ahí finalizaron los actos en torno a la figura del Conde de Gondomar. “Ni siquiera tuvo la decencia de acudir como representante del pueblo de Gondomar a las conferencias del profesor Fernando Bartolomé que en torno a este IV centenario se celebraron tanto en Baiona como en casa de Galicia en Madrid”, le reprocha la presidenta del PP de Gondomar. “Y para añadir más dramatismo a este olvido, este gobierno dejó de convocar el certamen literario infantil Conde de Gondomar que en el año 2015 hizo la XIII edición”.

Paula Bouzós recuerda que el Conde de Gondomar fue la figura más emblemática del momento en la comarca por su defensa de la costa atlántica en las numerosas contiendas contra Francis Drake; por impedir en reiteradas ocasiones la conquista de la bahía de Baiona o las islas Cíes y la salvaguarda de la ciudad de A Coruña. Fue más expelido e inteligente embajador español de la Edad Modena. Durante su etapa como embajador en Londres era conocido como el ” Embajador de España” o el ” Maquiavelo español”. Amigo personal de Xacobo I de Inglaterra, tuvo un papel muy destacado en la política inglesa del período, en especial en el mantenimiento de la paz entre Inglaterra y España, liderando la facción católica y pro-española de la Corte inglesa.

D.Diego pasó su infancia y primera juventud en Gondomar, por eso consideró siempre la esta Villa como la su cuna e hizo honra a su extirpe, sintiéndose profundamente gallego, como reiteradamente manifestó a lo largo de su vida. Su niñez transcurre pues en el pazo que tenían sus padres en la “Insigne Vila”, como diría D.Diego, que por aquel entonces contaba con una población que rondaba los 800 habitantes, de economía típicamente rural, producía vino de buena calidad, lino, centeno, caza y también abundante ganado.

También cabe citar su faceta en la política nacional, ya que fue quien de conseguir el voto en Cortes directo de Galicia, que por aquel entonces estaba delegado a través de Zamora. También hay que remarcar su faceta escritora con el cientos de cartas muchas de ellas inéditas y escrituras en gallego.

“El Conde Gondomar llevó el nombre de este ayuntamiento por todo el mundo, y no se merece el olvido y pasotismo que Paco Ferreira hizo no aprovechando el IV Centenario del Conde de Gondomar para poner a esta figura en el lugar que se merece”, concluye Paula Bouzós.

Anuncios