El Ayuntamiento de Gondomar hace más visible el Puente de Mañufe

El Ayuntamiento de Gondomar viene de finalizar los trabajos de limpieza del entorno del Puente de Mañufe. Tras la eliminación de las silvas, el monumento pétreo es hoy más visible. “Aún falta mucho por hacer para la recuperación total del ponte y también un paseo fluvial por el río tiene que ser un hecho”, señaló el alcalde, Paco Ferreira.

Según recoge patrimoniogalego.net, de origen y tipología aparentemente romanos, fue levantado en 1140 en el lugar que debió ocupar uno anterior de origen romano. Con una longitud total de 42 metros y un ancho de plataforma de 3,20 metros, el puente cuenta con 3 arcadas de bóveda de medio punto y está protegida con tallamares por una parte.

Las sucesivas modificaciones fueron importantes, como lo demuestra que un pergamino con inscripciones, de las que se deduce la fecha de 1140 d. C., estuviera invertido así como la característica de alzado de doble vertiente. Podemos pues deducir que este puente es bastante anterior al de A Ramallosa. Otra pista puede ser que los puentes romanos no solían localizarse en las desembocaduras de los ríos (localización propia de la Edad Media) sino más bien río arriba, lo que parece corrobora su datación romana.

Sobre este puente pasa el Camino de Nuestra Señora del Norte a Santiago, que se separa del central en Barcelos y vuelve a él en Redondela.