El PP califica de “intento de genocidio cultural” la suspensión del certamen de rondallas

FOTO: ALBERTO RODRÍGUEZ // A Rondalla de Parada no Certame de Rondallas de Vigo.

Santiago Rodríguez Davila, diputado provincial, salió al paso de las numerosas voces críticas que se alzan en el sur de la provincia por la decisión “in extremis” del Ayuntamiento de Vigo de suspender el tradicional certamen de rondallas que se venía desarrollando por la Navidad en el IFEVI y acusó también al gobierno bipartito de la Diputación, quien retiró con anterioridad las ayudas a esta manifestación del patrimonio inmaterial gallego, de “intento de genocidio cultural dejando tirados a millares de vecinos y vecinas de la comarca viguesa que viven el movimiento rondallero de una manera especial con ensayos y preparativos que comienzan casi con el año y que se intensifican a medida que llegan las fechas navideñas”.

Rodríguez Davila lamentó la “falta de sensibilidad con estos vecinos que hacen de esta afición su manera de vida y que dedican horas y horas a hacer preparativos y a esforzarse por ofrecer a los habitantes de los ayuntamientos del sur de la provincia una manifestación músico-cultural única y que no sólo hay que preservar sino potenciar al máximo y no ahogarla buscando su decadencia y su extinción”.

El diputado popular Santiago Rodríguez Davila volvió a defender el valor músico-cultural y el acervo cultural que supone el movimiento rondallero en el sur de la provincial y criticó el “intento de limpieza étnica que llevan a cabo los socialistas y nacionalistas contra los millares de personas que defienden esta parte importante del patrimonio inmaterial de Galicia”.

“UN ÁNIMO A LA CULTURA POPULAR HACIA EL ABISMO Y SU DESPARICIÓN”

El representante popular criticó abiertamente la “despreocupación de la Diputación de Pontevedra por las gentes que viven en los ayuntamientos del área metropolitana de Vigo y el poco peso político que tienen sus alcaldes y representantes políticos a la hora de la verdad cuando tienen que defender los derechos de sus conciudadanos, rogándose a los designios de políticos insensibles con las tradiciones y la cultura”.

“Los vecinos pueden ver ahora claramente como aquellos gobiernos socialistas y nacionalistas a los que se les llenaba la boca hablando de la defensa de los valores y de las tradiciones de Galicia están siendo cómplices de aquellos que no ven más allá de sus gustos y preferencias condenando a quien no piensa como ellos al ostracismo sin importarles nada en absoluto”, señaló Rodríguez Davila.

“Cuando llegaron al gobierno hablaban de que iban a darle un “auténtico ánimo” a nuestra cultura y lo que están haciendo es precisamente eso, situarla ante el abismo y darles el empujón definitivo hacia su desaparición sin importarles lo que piensa ni lo que siente la gente. Pasado el tiempo los vecinos y vecinas pueden comparar claramente la apuesta que se hacía antes por el movimiento rondallero y la cultura popular y lo que se hace ahora. Así mientras los gobiernos del Partido Popular están con la gente, con sus iniciativas, con sus preferencias, con sus intereses, otros gobiernan de espaldas a la realidad y dejando tirados a sus administrados”, manifestó el diputado popular.

“LA XUNTA EVITA QUE SE HAGA UNA NUEVA CACICADA”

Finalmente, Santiago Rodríguez destacó el compromiso del Partido Popular con la cultura y la música de las rondallas y agradeció a la Xunta de Galicia que asumiera la responsabilidad de no dejar que se pierda una clara muestra del patrimonio inmaterial gallego y acceder a organizar el concurso de rondallas. “Una vez más menos mal que está la Xunta para emendarle la plana a la Diputación y al Ayuntamiento de Vigo y salir al paso de este nuevo atropello contra la ciudadanía al acceder a organizar este evento músico-cultural sin parangón. La Xunta evita así, de este modo, que se haga una cacicada que afectaría a millares de vecinos y vecinas de los ayuntamientos del sur de la provincia donde para los gobiernos del Partido Socialista y de los nacionalistas las tradiciones populares y los deseos de los vecinos son secundarios, son lo menos importante”, concluyó Rodríguez Davila.

Anuncios