Baiona y Gondomar apuestan por el Plan Revilatiza de compostaje de la Diputación

FOTO: IES AUGA DA LAXE // O composteiro comunitario na contorna do Pavillón Municipal.

El Plan Revitaliza de compostaje de la Diputación implicará a más de la mitad de la provincia. Cerrado ya el plazo de la última convocatoria para la adhesión formal al programa fueron siete los últimos ayuntamientos que se incorporaron, haciendo un total de 36 municipios que apuestan por el compostaje como modelo de gestión de residuos. El compromiso, según aseguró hoy el vicepresidente César Mosquera, es que traten el 75% de la basura orgánica mediante aprovechamientos naturales en un plazo límite de cuatro años.

Los ayuntamientos que se vienen de incorporar son Gondomar, Illa de Arousa, Lalín, Redondela, Ribadumia, Salceda de Caselas y Sanxenxo. Todos ellos, salvo el ayuntamiento del Deza, ya tienen en estos momentos centros de compostaje comunitarios de la Diputación en funcionamiento con muy buenos resultados, pero no se habían adherido en la anterior convocatoria por motivos técnicos, contractuales, políticos y de oportunidad.

De este modo, y por comarcas, los ayuntamientos definitivamente adheridos al Plan Revitaliza serán Rodeiro, Silleda y Lalín en el Deza Tabeirós; Caldas, Catoira, Cuntis, Valga en la comarca de Caldas; en el Salnés, O Grove, Cambados, Sanxenxo, Ribadumia, Vilagarcía e Illa de Arousa; en la comarca de Pontevedra, la propia capital, Barro, Campo Lameiro y Ponte Caldelas; en el Morrazo, Vilaboa, Bueu, Cangas y Moaña; en la comarca de Vigo, Soutomaior, O Porriño, Baiona, Redondela, Salceda y Gondomar; en el Baixo Miño, Tomiño, Oia, O Rosal y Tui; y en el Condado la totalidad de los ayuntamientos de As Neves, Mondariz, Mondariz Balneario, Ponteareas y Salvaterra.

El vicepresidente provincial aseguró que con los horizontes temporales que está trabajando la Diputación se cumplirán sobradamente los objetivos marcados en el Plan de Residuos de Galicia, que obligan a los ayuntamientos a tratar el 25% de los orgánicos mediante compost en el 2020, y de la Unión Europea, que establecen que en ese año hay que preparar para reciclar y recuperar el 50% de la basura urbana.

Según Mosquera, en este 2018 implantarán totalmente el compostaje como modelo de basura los ayuntamientos “punteros” de Vilaboa, Mondariz, Mondariz Balneario y As Neves, ya que son municipios pequeños que pueden instalar los centros de compostaje comunitarios y repartir los composteiros individuales en el plazo de seis u ocho meses.

Pontevedra y O Grove, por la dificultad de la aplicación del modelo debido a su dimensión y características de distribución poblacional, lo harán en diferentes fases, llegando en el caso de la capital de la provincia a extender el plazo a “dos o tres años”. El resto de los municipios adheridos extenderán el compostaje de manera progresiva, teniendo cómo límite máximo un plazo de cuatro años, incluso los de mayor número de habitantes (Vilagarcía o Redondela).

“El Plan Revitaliza va yendo francamente bien”, aseguró hoy el vicepresidente Mosquera. “En el anterior mandato Louzán puso en marcha un plan de residuos basado en el modelo de Córdoba. Tenía poco sustento técnico, pero no nos opusimos, y no salió adelante. No hay provincia en el estado con la cantidad de ayuntamientos adheridos voluntariamente como el que tenemos nosotros, y eso es muy bueno”, subrayó.

El vicepresidente también aprovechó la oportunidad para recordar que fue aquel plan de residuos provincial lo que llevó a Pontevedra a buscar los terrenos para su planta de compostaje. “La Diputación había pedido al Ayuntamiento que buscase los terrenos para la planta de compostaje y el ayuntamiento los buscó. Luego el concurso provincial quedó desierto y Pontevedra tuvo que buscar una salida propia. El acuerdo estaba roto y hubo que replantear”, explicó el nacionalista, que criticó que los ‘populares’ tengan “mala memoria” y critiquen el convenio con los comuneros de la Canicouva para la instalación de la planta de compostaje, que viene de aquella época.

La Diputación tiene instalados a día de hoy en 21 ayuntamientos 54 centros de compostaje con 377 unidades modulares que funcionan perfectamente. La institución provincial también va a comprar otros tres lotes de diferentes composteros que distribuirá al margen de los adquiridos por los ayuntamientos: individuales, comunitarios y de terraza o balcón.

Por otra parte, y para dar refuerzo de personal técnico a todos los municipios, la institución provincial realizará una tercera convocatoria de la ‘Facultad del Compostaje’, en la que se seleccionarán 30 participantes para finalmente contratar a otros 25 maestros o maestras composteras.