Las intensas lluvias provocan riadas de tierra y cenizas en Baiona

FOTO: ALBERTO RODRÍGUEZ // Operarios municipais retirando o barro no Camiño Bargiela.

Las consecuencias de los incendios del pasado mes de octubre se siguen viendo más de dos meses después. Las fuertes precipitaciones de esta madrugada han provocado riadas de tierra y cenizas en Baiona.

Un ejemplo de ello fue en el barrio de Anunciada, donde una vez más los vecinos se afanaron en ayudar para evitar la inundación de viviendas. En el Camiño Bargiela, según relataron, se llegaron a acumular hasta 50 centímetros de barro y agua.

Hasta el lugar se desplazaron operarios municipales para proceder a la retirada de la tierra y las piedras que se desprendieron del monte quemado que se encuentra justo detrás de las viviendas.

Los vecinos de la zona critican que en todo este tiempo no se hayan tomado medidas para prevenir estas situaciones, como distribuir paja en el suelo afectado por las llamas, además de la falta de desagües.

Anuncios