Anuncios
Ticker de novas

La Xunta invertirá 500.000 € en la mejora de la PO-331 en el polígono de A Pasaxe en Vincios

El director de la Agencia Gallega de Infraestructuras (AXI), Francisco Menéndez, junto con el delegado territorial de la Xunta en Vigo, Ignacio López Chaves, les presentó hoy a los representantes de la asociación de empresarios de A Pasaxe el proyecto de mejora de seguridad viaria en la carretera PO-331, en la zona del polígono de Vincios, en Gondomar, cuyas obras se iniciarán en 2018, con una inversión de casi 500.000 euros.

Menéndez explicó que este proyecto está enmarcado en el Plan de eliminación de tramos de concentración de accidentes en las carreteras autonómicas del área de Vigo, que contempla un presupuesto de 5,5 millones de euros para suprimir 18 puntos negros en 6 vías en esta legislatura.

En lo que se refiere a la intervención en la carretera PO-331, en Gondomar, en el acceso al polígono de A Pasaxe, se reordenarán varias intersecciones para mejorar la fluidez del tráfico y reforzar la seguridad en este área en la que también se encuentra el acceso a la autopista AG-57.

El director de la AXI indicó que la Xunta someterá este proyecto al proceso de información pública a finales de este mes o principios del próximo con el fin de licitar las actuaciones en el próximo año y poder comenzar los trabajos.

Francisco Menéndez les explicó hoy a los empresarios las características de la propuesta para este trecho con el objetivo de que cuando se inicie la información pública puedan formular los alegatos correspondientes que el Gobierno gallego estudiará para introducir posteriormente las mejoras necesarias.

El responsable de la Agencia Gallega de Infraestructuras avanzó que el Ejecutivo autonómico continuará presentando en las próximas semanas los proyectos restantes para suprimir los tramos de concentración de accidentes en este área de Vigo y en otras de la comunidad.

El Gobierno gallego continúa trabajando en su firme compromiso con la seguridad viaria y avanzando un nuevo paso en la consecución de los objetivos marcados en el Plan de seguridad viaria 2016-2020: la reducción en un 50% de las víctimas mortales en las carreteras gallegas con respecto a las del año 2011. Así, se cumpliría con la resolución aprobada unánimemente por el Parlamento gallego el 4 de octubre de 2017, en el marco del debate del Estado de Autonomía.

Anuncios