El Sindicato CSIF pide el cese inmediato de María Iglesias como concejala de Personal

FOTO: ALBERTO RODRÍGUEZ // María Iglesias durante unha sesión plenaria.

El Sindicato CSIF registrará en los próximos días un escrito pidiendo el cese inmediato de María Iglesias, 1ª Teniente de Alcalde del Ayuntamiento de Baiona, de sus funciones exclusivamente como concejala de Personal y Régimen Interior, y que sea el Alcalde como máxima autoridad y máximo responsable de personal quien asuma personalmente estas funciones, “dada la gravedad del clima laboral que se vive en el Ayuntamiento y porque debido a ello este sindicato solo va a considerar al Sr. Alcalde D. Ángel Rodal como el único interlocutor válido en materia de personal, y no acudiremos a ninguna reunión que en materia de personal convoque el Ayuntamiento si acude la Sra. María Iglesias”, advierte Jerónimo Fernández Vicente, Coordinador de la Administración Local de CSIF en la provincia de Pontevedra.

“Basamos nuestra petición en el clima laboral que se vive en el concello a raíz de determinados acuerdos que desde esa Concejalía se han tratado de llevar exclusivamente en el servicio de la Policía Local con parte de sus integrantes, sin contar con todo el servicio, y lo más grave, a espaldas de la Mesa General de Negociación y con la intención de favorecer entre otros a su marido o pareja que trabaja como policía local y con total oscurantismo”, añade el coordinador.

Según Fernández Vicente, ya se ha advertido en algunos momentos, en años pasados, por algunos integrantes de la mesa de negociación, de la incompatibilidad manifiesta de mantener a dicha concejala en el área de personal cuando tiene que tomar decisiones que para bien o para mal pueden afectar y de hecho han afectado al servicio donde trabaja su marido o pareja.

“Creemos que este es el momento de dar un paso adelante y efectuar este cambio, porque además se ha utilizado al seudo sindicato ASIB para enrarecer este ambiente con la intención inequívoca, como ya hemos dicho, de favorecer a una parte del servicio”, subrayan desde el CSIF.

Por otro lado, solicitarán también al Alcalde que pida a la Xunta de Galicia que abra una investigación sobre los reparos que efectúa la Interventora en materia de personal, “que suelen ser en su mayoría sesgados de parte, utilizando e interpretando las normas en contra de los trabajadores mayoritariamente y que desde CSIF calculamos que ha hecho perder en demandas judiciales ganadas por los trabajadores y sindicatos cercanos al millón de euros y por lo tanto dinero que sale de las arcas municipales y de los bolsillos de los ciudadanos de Baiona y que sobre la misma materia en otros Ayuntamientos no se han presentado esos reparos, que curiosamente en su gran mayoría son referidos al período que la concejala de Personal lleva al frente de dicha Concejalía. Hemos llegado a constatar en algún informe como la norma establece 2 posibilidades de interpretación y se utiliza la más perjudicial para el trabajador y a la postre para el Ayuntamiento, porque la justicia le quita la razón devolviendo los derechos económicos reparados y no concedidos por esos informes a los trabajadores”, concluye Jerónimo Fernández Vicente.