La Xunta finaliza las obras de la senda peatonal y ciclista que une Playa América y A Ramallosa

FOTO: XUNTA DE GALICIA // Ignacio López Chaves durante a visita acompañado polo alcalde, Juan González.

La Xunta de Galicia viene de finalizar las obras de ejecución de la senda peatonal y ciclista en Nigrán, entre la travesía de Playa América y el paseo hasta Baiona (PO-325). La actuación, que supuso una inversión autonómica de cerca de 300.000 euros cofinanciada con Fondos Feder del programa operativo 14/20, comenzó la finales del verano.

Con tal motivo, el delegado territorial, Ignacio López-Chaves, se desplazó hoy hasta la zona para comprobar de primera mano el estado final de las obras. En la visita estuvo acompañado por el alcalde nigranés, Juan González, y el jefe territorial de la Consellería de Infraestructuras y Vivienda, José Luis Díez.

Este nuevo tramo de senda le da continuidad a la ya ejecutada en el año 2013 e implicó una reordenación del tráfico, mejorando además el firme de la carretera autonómica en esta zona. Concretamente, la senda de algo más de 300 metros se inicia en la intersección con la avenida Playa América y con la calle Francisca Lago (punto kilométrico 14+700 de la PO-325) y finaliza en la intersección con la calle Foz, lugar en el que comienza el paseo hasta Baiona.

La senda, de uso mixto, para peones y ciclistas, tiene un ancho de 2,5 metros y está separada de la carretera por una parte vegetal y el arcén. También se mejoró el firme, se renovó la acera del margen izquierdo y se instaló una red de drenaje para la canalización de las aguas pluviales.

Además, se aprovecharon estos trabajos para realizar otras actuaciones complementarias en la red de drenaje para las aguas pluviales; sustituir el alumbrado, en el lado izquierdo; y realizar la canalización para la instalación de futuros servicios.

Plan de Sendas

Estas actuaciones están enmarcadas en el Plan de Sendas en la comarca de Vigo, en el que la Xunta está haciendo una inversión de 4,3 millones de euros para la construcción de casi 13 kilómetros de itinerarios seguros y sostenibles. Se busca que los vecinos de Vigo y de su contorno puedan disfrutar de vías integradas en el paisaje para realizar sus itinerarios habituales.

Las sendas suponen beneficios para las personas, al velar por su seguridad y tratar de fomentar hábitos más saludables; para las villas, significando menor congestión de vehículos en tramos saturados y nuevos espacios de tránsito; y para el medio natural, garantizando menos contaminación acústica y mejora de la calidad del aire, al reducir la emisión de gas.

Anuncios