Gondomar aprueba pedir a la APLU la paralización de los expedientes de las casas afectadas por el fuego

FOTO: CHRIS DOAL

Para Antonio Araújo, concejal de Urbanismo y Medio Ambiente de Gondomar, el Pleno de la Corporación Municipal celebrado este jueves dejó claro, una vez más, cuáles son los intereses y las intenciones políticas de los grupos que la componen a la hora de defender o de ayudar a resolver los problemas reales del vecindario, en este caso de la que fue afectada por la ola de fuegos del pasado mes de octubre. «Unos votando en contra (el PP) porque apuestan por el «cuanto peor mejor» a la hora de desgastar el gobierno municipal y porque ponen por delante de la defensa de los vecinos la obediencia ciega a los jefes del partido; y otros absteniéndose (CABE) porque viven totalmente fuera de la realidad política y social de Gondomar».

El que se pedía en la moción de «Manifiesto Miñor» era algo tan simple como trasladarle la reclamación/opinión (no pudo ser unánime) de la Corporación Municipal a la APLU (Agencia de Protección de la Legalidad Urbanística) y a la propia Consellería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, que tengan en cuenta a situación de catástrofe, absolutamente excepcional, que los fuegos del mes de octubre provocaron en varias parroquias de Gondomar, incrementando la desesperación de docenas de familias que ahora ven como sus viviendas o construcciones afectadas o destruidas por el fuego, siguen con la Espada de Damocles de las órdenes de derribe y de las sanciones o, de la Fiscalía… colgada sobre las mismas. A mayores de que, con toda probabilidad, por este motivo no se puedan acoger a las ayudas para reparar los daños provocados por los dichos fuegos.

«No se trata de amnistiar urbanísticamente a nadie, sino que a la vista de una situación de catástrofe evidente, así reconocida oficialmente por la Administración del Estado y por el propio Gobierno Gallego, sí le ayude a las personas afectadas a resolver esta situación dándole más tiempo para tramitar las legalizaciones; agilizando los trámites que dependen de la Xunta como en el caso de las delimitaciones de núcleos que están en marcha o, retirando las denuncias de la Fiscalía… Personas que en todo caso son víctimas de la compleja situación urbanística que Gondomar padece desde hace más de 10 años, y cuyos responsables tienen nombre y apellidos políticos», recuerda Araújo.

Desde Manifiesto Miñor esperan que la APLU y la Consellería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, tengan más sensibilidad social que la demostrada por una parte de la Corporación Municipal (votaron a favor MM, PSOE e IxG 10 votos), y atiendan la demanda del vecindario afectado por el fuego. «Que por cierto, se trata de una problemática común a más ayuntamientos del País», concluye.

Anuncios