Cuatro meses desde la implantación de la huella digital en el Concello de Baiona

FOTO: CONCELLO DE BAIONA // Un dos empregados municipais utilizando o sistema de pegada dixital.

El pasado 11 de julio el Concello de Baiona puso en funcionamiento un sistema de control horario del personal municipal mediante huella digital, instalando lectores biométricos para el control de entrada, salida y permanencia de los trabajadores municipales en su puesto laboral. Con este nuevo sistema se sustituyó el medio de control mediante firma manual sobre listado de papel utilizado hasta la fecha de puesta en marcha del nuevo sistema.

Se han instalado varios equipos de control de presencia basados en la lectura de la huella dactilar asociado al teclado numérico de un código personal por cada uno de los empleados municipales. La captura de la huella se realiza mediante un procedimiento de escaneo. Éste determina una serie de puntos con los que se conforma un código de números, de tal forma que cuando el trabajador pase el dedo por la máquina instalada en la entrada de su centro de trabajo, el aparato reconocerá ese código.

Las máquinas están instaladas ya en todas las dependencias municipales, desde la Casa Consistorial a la Oficina de Turismo, el Pabellón de Deportes, el Centro de Información a la Mujer, la Escuela de Música y las instalaciones municipales del Departamento de Vías y Obras situadas en la Plaza de Abastos.

“Esta medida persigue una mejor gestión de las vacaciones, los permisos y de otras cuestiones vinculadas con la entrada y salida de los trabajadores. Además, con este nuevo sistema se han materializado tres objetivos: la modernización del sistema de control, producir un ahorro significativo en las arcas municipales, y que los propios trabajadores puedan consultar desde cualquier punto informático sus fichajes, así como solicitar licencias, permisos y vacaciones”, matizó el Alcalde, Ángel Rodal.

En este sentido, Rodal indicó que se contrató a una empresa esos trabajos, que incluyeron una fase inicial de elaboración de un fichero en el que se introdujeron las huellas dactilares de los empleados. Del mismo modo, señaló que en el programa informático de ese sistema de control se ha volcado el convenio laboral, que es en donde están establecidas diversas cuestiones sobre cada puesto de trabajo y que ayudarán a realizar ese control.

Actualmente ficha todo el personal del Concello. El catálogo de trabajadores municipales suma 129, entre funcionarios, laborales fijos y temporales e indefinidos.

Solución técnica

La solución técnica que se ha instalado permite de forma rápida y eficaz usos distintos como el control de visitas o el control de accesos. Además, se pretende que el sistema sea compatible con posibles modificaciones técnicas posteriores para evitar su obsolescencia, y permita que pueda actualizarse periódicamente para adaptarse a las necesidades específicas que puedan surgirle a la administración.

En ese sentido, el software del programa integra el control de tiempos del personal con la gestión informatizada de permisos, licencias e incidencias y, durante todo el tiempo del contrato, será parametrizable en altas, bajas, jornadas laborales, y todo tipo de conceptos en materia de permisos e incidencias.

La gestión del nuevo servicio de control ha quedado centralizada en el Departamento de Recursos Humanos. En todo caso, toda la información vinculada a ese sistema de control está sujeta a la normativa en materia de protección de datos.

Para garantizar esa confidencialidad, cada empleado municipal dispone de una credencial de acceso al sistema de consulta de datos sobre su asistencia al trabajo, a través de informes semanales sobre los fichajes correspondientes a la semana o el mes en curso, o incluso de informes personalizados respecto a otras fechas.

Los terminales han sido instalados por la empresa adjudicataria de este servicio, que también ha asumido el mantenimiento, funcionamiento y reposición de los mismos durante la vigencia del contrato.

La herramienta le servirá al Concello para mejorar el control de sus empleados: a qué hora entran a su puesto de trabajo, cuándo se ausentan y por cuánto tiempo y cuándo salen. La suma de los datos se enviará a un directorio central de control en el que se almacenarán y gestionarán. Si las notificaciones no se correspondieran con la jornada laboral del empleado, el sistema permite la apertura de una incidencia y la gestión de las alegaciones oportunas.

Anuncios