«Es un disparate que se siga diciendo que en Galicia se puede construir en zonas quemadas»

El director general de Ordenación Forestal, Tomás Fernández-Couto, compareció este viernes en la Comisión 7ª del Parlamento para dar cuenta de la situación sufrida este fin de semana ante la ola de fuegos. Así, insistió en “que es un disparate que se siga diciendo que en Galicia se puede construir en zonas quemadas”, pues la actual Ley de Montes de Galicia prohíbe explícitamente recalificar estas zonas durante un período de 30 años.

Tomás Fernández-Couto explicó que la ola de fuegos de este fin de semana se vio agravada por fuertes vientos huracanados y una alta actividad incendiaria, que fue creciendo en la madrugada del domingo al lunes. Además, la situación se vio desbordada al saltar fuegos que venían de Portugal y entraban en Galicia, teniendo que hacer el doble de esfuerzo por mantener esos incendios y tratar de controlar los ya existentes.

El director general señaló que hasta el 13 de octubre la situación ante los incendios forestales era normal y Galicia contaba con un operativo ya reforzado para este mes. La previsión de fuertes vientos propició que se solicitaran más medios, evitando así peores consecuencias a nivel ambiental. En este sentido, Fernández-Couto agradeció el trabajo del dispositivo de extinción y señaló que es uno de los operativos más potentes a nivel nacional. Recordó que en la madrugada del domingo el personal le hizo frente a incendios forestales pero también a fuegos en el entorno de las urbes, teniendo que bajar de los montes para tratar de salvaguardar la vida de las personas y paliar los efectos en infraestructuras.

Asimismo, el director general hizo hincapié en “que es cierto que todos debemos reflexionar y analizar los hechos”, pero recordó que las fajas de seguridad son competencia –desde el año 2007- de los gobiernos locales, por lo que todas las administraciones deben estudiar lo que aconteció para tratar de evitar una situación como la vivida en este fin de semana.

Prevención en los montes

Sobre la prevención que realiza la Xunta, el director general fue claro e incidió en “que por cada euro de extinción, el Gobierno gallego gasta 3 en prevención y valorización del monte”. En este sentido, cabe recordar que el departamento que dirige Ángeles Vázquez destina más de 33 millones (para las anualidades 2016,2017 y 2018) en convenios de colaboración con los ayuntamientos para tareas de prevención como desbroces o desbroces de manera manual. También están las ayudas para que los montes vecinales en mano común y las sociedades de fomento forestal (Sofor) puedan realizar rareos, cortes y construir depósitos de agua con un presupuesto de 4 millones de euros y aportaciones para acciones silvícolas de por importe de 11,2 millones de euros en la última convocatoria.