La Xunta propone sanciones por importe de 930.000 € a cuatro navieras por incumplir el cupo de Cíes

FOTO: ALBERTO RODRÍGUEZ

La Consellería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorioha resuelto la propuesta de sanción a cuatro navieras por un importe de 930.000 euros. La sanción hace referencia a las irregularidades e incumplimientos de cupo detectados los días 3, 5 y 19 de agosto en la entrada a las Illas Cíes.

La Consellería de Medio Ambiente inició la incoación de diez expedientes el pasado 28 de agosto, tras las denuncias formuladas por el servicio de guardería del Parque Nacional de las Illas Atlánticas al detectar excesos a través de los sistemas de control.

A partir de esa fecha, las empresas denunciadas disponían de un plazo de 15 días para presentar alegatos a la propuesta de inicio de sanción emitida por la Xunta. Una vez recibidas las mismas, la Dirección General de Patrimonio Natural procedió a resolver la propuesta de sanción por un importe de 930.000 euros.

Los criterios que la Consellería de Medio Ambiente sopesó para determinar el importe de las multas a las navieras fueron los siguientes: el potencial daño a los valores medio ambientales, el porcentaje de pasajeros no autorizados, así como el volumen total de los mismos, la reincidencia y el beneficio ilícito, tal como establece la Ley 42/2007 de Patrimonio Natural y de la Biodiversidad.

En función del grado de incumplimiento en base a los criterios anteriormente citados se determinó la sanción la cada una de las navieras denunciadas, que, en los casos más graves, como Mar de Ons se tradujo en un exceso de más de un 300% sobre el número de pasajeros autorizados los días 5 y 19 de agosto; mientras que en la naviera Illa de Ons se superó en un 288% el número de billetes autorizados día 5 de agosto. En la tabla auna se indican la propuesta de sanción global por naviera:

Propuesta de sanción
• Mar de Ons, SL – 600.000 euros
• Illa de Ons, SL – 250.000 euros
• Tour Rías Baixas, SL – 40.000 euros
• Cruceiro Rías Baixas, SL – 40.000 euros

Los incumplimientos denunciados se refieren a la superación de la carga máxima diaria de visitantes en el Archipiélago de Cíes (2000 en transporte regular, más 200 en visitas organizadas y 800 plazas máximo en el cámping). Durante el procedimiento se comprobó y se constató que el sistema de central de reservas funcionó con total normalidad, tal y como demuestra el certificado de actividad emitido por la Amtega; por lo que en ningún caso falló el sistema de compra de billetes, cuestión que alegan las empresas.

Hace falta recordar que dada la gravedad de los hechos, la Xunta interpuso una denuncia ante la Fiscalía por si estas actuaciones fuesen, además de objeto de sanción, constitutivas de infracción penitenciaria por falsificación de documentos y estafa a la ciudadanía.