4.000 personas mayores de la provincia solicitan participar en «DepoTermal»

La Diputación de Pontevedra viene de publicar los listados provisionales de personas admitidas y excluidas en el programa «DepoTermal», el programa de termalismo y turismo de salud que desarrollará la institución provincial a partir del mes de septiembre para mayores de 50 años y que incluye 434 plazas gratuitas para personas en situación o en riesgo de exclusión social y sin recursos económicos.

Un total de 3.999 personas de 57 de los 61 ayuntamientos de la provincia de Pontevedra (todos excepto Dozón, Mondariz-Balneario, As Neves y Rodeiro) solicitaron su participación en «DepoTermal». Las villas desde las que más solicitudes se presentaron fueron las de Vigo (con cerca de 1300), Pontevedra (más de 400), Redondela (más de 160), Cangas (más de 140 personas) y Marín (otras 135 solicitudes). Una vez finalizado el período de reclamaciones, la institución provincial procederá a publicar los listados de personas admitidas y excluidas definitivas durante la última semana de agosto. A partir de entonces se establecerá el calendario de turnos, con comienzo en septiembre.

Además, a «DepoTermal» se adhirieron 48 de los 61 ayuntamientos de la provincia de Pontevedra (Agolada, Arbo, Barro, Caldas, Cambados, Campo Lameiro, Cangas, Catoira, Cerdedo-Cotobade, Covelo, Crecente, Cuntis, A Estrada, Forcarei, Fornelos de Montes, Gondomar, O Grove, A Guarda, A Illa de Arousa, A Lama, Marín, Meaño, Meis, Moaña, Mondariz-Balneario, Moraña, As Neves, Nigrán, Oia, Pazos, Poio, Ponte Caldelas, Pontecesures, O Porriño, Portas, Redondela, Ribadumia, O Rosal, Salceda de Caselas, Silleda, Soutomaior, Tomiño, Tui, Valga, Vilaboa, Vila de Cruces, Vilanova y Vilagarcía de Arousa). A pesar de que en el programa pueden participar personas de todos los ayuntamientos de la provincia, las personas de los ayuntamientos adheridos tuvieron como ventaja, por primera vez este año, la posibilidad de acercarse hasta las dependencias municipales para que su personal técnico las ayudara a cubrir y presentar los formularios de pre-inscripción.

Para poder participar, siempre que estuvieran empadronadas en algún ayuntamiento de la provincia de Pontevedra, las personas tenían que ser mayores de 50 años (haber nacido antes de 1 de enero de 1967) y, en el caso de haber nacido con posterioridad, tener la condición de pensionista, un grado de diversidad funcional igual o superior al 65% o, además, necesitar un respiro familiar (con la acreditación conveniente).

La Diputación de Pontevedra destinó este año 102.000 euros a «DepoTermal» para que más de 4000 personas de la provincia puedan participar, siendo 434 de ellas plazas gratuitas, una novedad que se introdujo a partir de la convocatoria de 2016 para personas en situación o riesgo de exclusión social y sin recursos económicos. Estas personas, además, tienen preferencia sobre las demás a la hora de establecer el reparto de las plazas. El programa de asistencia diurna (durante cinco días consecutivos, de lunes a viernes) cuenta con 1.248 plazas, 248 de ellas gratuitas y el resto subvencionadas. El programa de régimen completo incluye 3.186 plazas, 186 de ellas gratuitas. Esta, además de la asistencia a los establecimientos durante seis días y cinco noches, incluye un programa de actividades de animación sociocultural.

«DepoTermal» se desarrollará a partir de septiembre en 12 establecimientos: Hotel Spa Nuevo Astur (Vilalonga, Sanxenxo), Hotel Spa Via Argentum (Silleda), Hotel Spa Carlos I Silgar (Sanxenxo), Hotel Benestar Spa Moaña, Balneario de Mondariz, Talaso Hotel Oia Baiona, Balneario Hotel Eurostars Isla de la Toxa, Balneario de Cuntis, Hotel Spa Norat (O Grove), Hotel Talaso Louxo A Toxa y el Gran Talaso de Sanxenxo. La diputada de Cohesión Social, Digna Rivas, visitará la próximas semana las instalaciones para comprobar que todo esté a punto.

Con este programa de termalismo, la Diputación de Pontevedra fomenta el envejecimiento activo y la mejora de la calidad de vida de las personas mayores al facilitarles a estas personas que accedan al turismo de salud, ya que de otro modo no podrían beneficiarse de su doble función de vacación y de tratamiento sanitario. Además, «DepoTermal» pretende ser un plan dinamizador de la economía de la provincia, impulsando la creación y mantenimiento de puestos de trabajo en el sector turístico durante los períodos de menor actividad.