Anuncios
Ticker de novas

Gondomar contrata el servicio de control de plagas y de prevención de la Legionela

La Concejalía de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Gondomar viene de contratar el servicio de control de plagas y de prevención de la Legionela.

Según diversos estudios de la ONU, en el año 2050 alrededor del 70% de la población mundial vivirá en áreas urbanas frente al 54% que lo hace actualmente. Son muchos los motivos que llevan a las personas a decidirse por un espacio urbano para vivir. Entre otras razones pueden estar las mejores prestaciones sociales, más oportunidades a la hora de encontrar un medio de vida o, simplemente mayor libertad individual.

“Por suerte, en el caso de Gondomar vivir en el rural aún es sinónimo de calidad de vida, algo que tenemos que preservar y mejorar para que lo siga siendo por mucho tiempo”, afirma Antonio Araújo, concejal de Urbanismo y Medio Ambiente. “Con todo, en los últimos años la Villa de Gondomar creció considerablemente y, a nuestra escala, esta circunstancia trajo consigo algunos problemas derivados de ese aumento de población y de urbanización, además de una climatología favorable, que dieron lugar a la aparición de plagas de ratas y cucarachas en las calles, en las urbanizaciones, en los bloques de edificios… Situaciones que en poblaciones más reducidas o atrasadas pasarían desapercibidas, en una sociedad moderna como la nuestra hechos de este tipo provocan una cierta alarma ciudadana que desde el Ayuntamiento tenemos el deber de resolver por una cuestión obvia de salud pública, pero también de imagen”.

Esta situación permanente, con rebrotes de mayor intensidad en las estaciones de buen tiempo, se venían combatiendo hasta ahora con actuaciones puntuales de eficacia reducida y elevados costes. Esto va a cambiar definitivamente desde este 1º de agosto, después de que por parte del Ayuntamiento de Gondomar fuera adjudicado a través de un contrato administrativo para la prestación de un servicio a la empresa con sede en Mos, “KINDLING, Control de Plagas” .

La duración del contrato es de un año por importe de 17.950 €, y además del control de plagas y desinsectación de todas las calles de la Villa de Gondomar, edificios públicos, de los Colegios del Municipio, incluido el Rural Agrupado y de la Plaza de Abastos, incluye también el control y prevención de la Legionela en todos los pabellones, centros deportivos y colegios públicos propiedad o de competencia municipal donde existen tanques de agua caliente.

“Con esta contratación, desde la Concejalía de Medio Ambiente, estamos convencidos que vamos a mejorar aún más la salubridad de nuestra Villa y de nuestros centros públicos: de enseñanza, deportivos, Plaza de Abastos, etc., ganando en calidad de vida, en imagen y ahorrando dinero público de los ciudadanos, además de darle cumplimiento a los preceptos legales que actualmente obligan a la prevención de la Legionela”, concluye Araújo.

Anuncios