Baiona ya custodia una parte de la historia del aviador Manuel Barreiro

FOTO: ALBERTO RODRÍGUEZ

El Ayuntamiento de Baiona recibió este miércoles los documentos históricos del famoso aviador Manuel Barreiro Álvarez (1880-1940, Baiona) por parte del Instituto de Historia y Cultura Aeronáutica en un acto al que asistieron una veintena de familiares. La documentación hace referencia al incidente sufrido por el aviador en 1913, durante la Guerra de Marruecos, cuando fue herido mientras sobrevolaba el Monte Cónico y se convirtió en el primer piloto que recibió la Cruz Laureada de San Fernando de la Aviación Española.

El general jefe Santos Serra Pérez hizo la entrega de las cuatro imágenes al alcalde de Baiona, Ángel Rodal, y al sobrino del aviador, Guillermo Barreiro del Barrio, en el Auditorio de la Casa de la Navegación, para que la documentación pase a ser expuesta en el museo de la Villa. Guillermo Barreiro agradeció la cesión por parte del Instituto de Historia y el interés del Ayuntamiento por recuperar el pasado de su familiar.

La documentación entregada este miércoles consta de una fotografía del biplano en el que aterrizó en el aeródromo de Sania Ramel, una imagen del capitán, el telegrama dirigido a la superioridad dando parte del incidente y la orden del capitán Kindelán, jefe de la primera escuadrilla expedicionaria, por la que se ordena el reconocimiento del monte Cónico.

Manuel Barreiro ya fue nombrado en el año 2013 hijo predilecto de Baiona y en los documentos donados se narra el hecho histórico protagonizado por el capitán de ingenieros en 1913 en el que resultó gravemente herido.

Manuel Barreiro (1880-1940)

Manuel Barreiro Álvarez nació en Baiona el 23 de octubre de 1880, en la casa que hoy ocupa el Hotel Pinzón. Ingeniero militar, se incorpora en 1913 al servicio de la aeronáutica militar y realiza su primer vuelo en un biplano Maurice Farman. El 6 de octubre es nombrado aviador militar de 2ª categoría siendo destinado a la escuadrilla del capitán Alfredo Kindelán para participar en la Guerra de Marruecos.

El 19 de noviembre de 1913, junto a su compañero, el capitán Ríos, sobrevolaban el monte Cónico para hacer un vuelo de reconocimiento cuando tuvieron que descender, momento en el cual recibieron varios disparos sobre el avión, siendo gravemente herido en el pecho Barreiro. Los aviadores fueron extraídos del aparato en estado grave. Un telegrama del Rey Alfonso XIII ascendía a ambos y unos días después se abrió el expediente para la concesión de la Cruz Laureada de San Fernando.

Fueron los primeros aviadores militares heridos en combate y recibieron la primera Cruz Laureada de San Fernando que entregó la Aviación Española. Manuel Barreiro Álvarez falleció en su casa natal de Baiona el 13 de julio de 1940.

Anuncios