La Diputación destinará cerca de 4,4 millones anuales a la rehabilitación de los firmes de las carreteras provinciales

FOTO: DEPUTACIÓN DE PONTEVEDRA

La Diputación de Pontevedra va a poner en marcha un Plan de Rehabilitación de firmes para las carreteras provinciales con un presupuesto anual de cerca de 4,4 millones de euros. Según anunció hoy el diputado de Movilidad Uxío Benítez, el acuerdo marco para contratar las obras se aprobará mañana en el Pleno de la Corporación debido a su alta cuantía, y será prorrogable hasta 2021, cuando la inversión llegará a los 19,6 millones de euros.

Benítez explicó hoy que la Estrategia de Movilidad 3.0 de la Diputación contempla un programa de Movilidad segura en el que la labor de conservación y mantenimiento de la red vial provincial es prioritario. En este sentido, el diputado subrayó que las infraestructuras viarias sufren problemas en sus firmes de manera puntual, con hundimientos, peraltes defectuosos, pavimentos deslizantes en curvas, o boquetes derivados del uso que es necesario atajar de forma efectiva. «Necesitamos instrumentos que garanticen el buen estado de la red provincial de carreteras, que nos hagan ser ágiles a la hora de actuar y que funcionen con garantías», dijo, para explicar que la intención de la Diputación es convocar un Acuerdo Marco general que regulará la contratación de las obras de conservación de los firmes.

Este Acuerdo Marco permitirá actuar de manera planificada al departamento de Movilidad para la mejora de carreteras que presenten deficiencias puntuales. Así, en función de los problemas que se detecten en los asfaltados de las carreteras, de sus aforos e intensidades medias diarias de vehículos, los técnicos podrán priorizar y ejecutar las actuaciones necesarias para realizar rehabilitaciones de firmes en trechos y localizaciones concretas. «No se trata de un plan para actuar en el continuo de toda una vía. Eso se encuadraría en la planificación de carreteras y de las actuaciones singulares para la mejora global de las carreteras. La intención de este plan es ser ágiles en el mantenimiento cuando hay una deficiencia, realizando una actuación localizada, ya que actuando rápidamente se evita que el deterioro vaya a mayores y que sean necesarias reformas integrales que suponen una inversión mucho mayor», subrayó.

El diputado de Movilidad explicó que en el pleno de mañana viernes se iniciará la tramitación para poder iniciar las primeras obras en 2018. Gracias al acuerdo marco se adjudicarán obras por lotes a cinco empresas diferentes que tendrán asignadas cinco zonas de actuación en la provincia, divididas y referenciadas en función de la estructura de vigilantes que tiene la Diputación.

La cifra de 4,4 millones anuales es el máximo de gasto que se permitirá anualmente y se calculó según la estimación de los técnicos provinciales. En función de las necesidades detectadas se irán redactando las memorias de actuación y utilizando el presupuesto según sea preciso. Cabe la posibilidad de aprobar prórrogas de los contratos hasta 2021, cuando la inversión podría conseguir los 19,6 millones de euros.

«Este es un modelo que permite la Ley de Contratación y que también utiliza la Xunta y el Estado para planificar la conservación de carreteras. Consideramos que también será positivo para el mantenimiento de la red provincial porque nos permitirá actuar en menos tiempo», subrayó Benítez.

Zonas de actuación

En el primero de los cinco lotes que se sacarán la contratación estarán las carreteras de Pontevedra, Vilaboa, Cerdedo-Cotobade, Barro, Poio, Cangas, Moaña, Marín, Bueu, Caldas de Reis, Portas, Moraña y Campo Lameiro. El presupuesto de ejecución por contrata es de 1.06.478,92 euros.

El lote número dos incluye los ayuntamientos de Ponte Caldelas, A Lama, Pazos de Borbén, Fornelos de Montes, Redondela, Soutomaior, Ponteareas, Salvaterra de Miño, As Neves, Mondariz, Mondariz Balneario, A Cañiza, Covelo, Arbo y Crecente, con una inversión de licitación de 711.896,06 euros.

El tercero lote agrupa a los ayuntamientos de Lalín, Dozón, Rodeiro, Agolada, Vila de Cruces, Silleda, A Estrada, Cerdedo-Cotobade, Forcarei y Cuntis, con un presupuesto de 1.120.051,36 euros.

El lote número cuatro incluye a Vigo, Nigrán, Baiona, Gondomar, Porriño, Salceda de Caselas, Mos, Redondela, Tui, Tomiño, Oia, Rosal, A Guarda, Ponteareas y Salvaterra, con un presupuesto de 802.313,15 euros.

Finalmente, el lote cinco corresponde a los ayuntamientos de Valga, Pontecesures, Catoira, Cambados, O Grove, Sanxenxo, Meaño, Meis, Ribadumia, Vilagarcía de Arousa, Vilanova de Arousa e Illa de Arousa, con un presupuesto de 699.868,86 euros.

El Acuerdo Marco de 4,4 millones de euros anuales para la mejora de firmes se suma la otras inversiones de mantenimiento y conservación de la Diputación. En ese campo también se están ejecutando 5,5 millones de euros destinados al Plan de Movilidad y Velocidad Segura (MÓVESE) para el calmado de tráfico y al Plan de Señalización Horizontal, que tendrán continuidad en los próximos años.

Por otra parte también están en marcha actuaciones singulares para promover una movilidad segura, sostenible e inclusiva con mejoras integrales para diferentes carreteras provinciales, dentro del Plan de Actuaciones 2017-2018 que se presentó recientemente, por lo que se van a invertir otros 22 millones de euros en la red vial provincial.

Catálogo-inventario

El diputado de Movilidad explicó también que la Diputación iniciará este viernes en Junta de Gobierno a contratación de un nuevo catálogo-inventario de las carreteras provinciales, ya que el actual fecha de 2004 y está totalmente desactualizado tanto desde el punto de vista de la información que maneja como desde la utilización de las nuevas tecnologías.

La intención es obtener un nuevo catálogo con imágenes en 360º que recoja todos los elementos de la carretera y los de sus márgenes en tiempo real, así como incorporar un software que permita trabajar con datos de accidentalidad, de tráfico, o auscultación y que permitan una mejor gestión de las carreteras además de la posibilidad de generar búsquedas o informes concretos.

De hecho, el nuevo catálogo realizará una recopilación de datos en los que se incluirán las características del contorno de las vías provinciales (tipo de terreno, de pavimento, desmontes y taludes, cunetas, aceras, arcenes, elementos de borde, medianas, accesos…), geométricas (radios de curvatura, rasantes, número de carriles, plataformas, peraltes…); equipaciones (señalización horizontal y vertical, balizamiento y seguridad vial, zonas de servicio, descanso, estacionamiento y recreo…) o puntos singulares e incidentes (marcos, túneles, pasos superiores e inferiores, pasos a nivel, travesías y variantes de población o enlaces e intersecciones), entre otros.

En la base de datos también se recogerá una nube de puntos que servirá de base cartográfica para que el departamento de Movilidad pueda redactar nuevos proyectos. «Se trata de una herramienta complementaria a la labor de los técnicos, y también muy importante para realizar todas las labores de conservación y mantenimiento necesarias», subrayó Benítez. El presupuesto para la contratación del nuevo catálogo es de 217.195 euros.

Anuncios