Anuncios
Ticker de novas

En Marea traslada al Congreso la “fijación” de la Guardia Civil de Gondomar con el gallego

FOTO: EN MAREA

La diputada de En Marea, Alexandra Fernández, presentó sendas preguntas dirigidas al Ministerio de Interior para criticar “la fijación” y “manía persecutoria” de la Guardia Civil de Gondomar con la lengua gallega, en referencia al último episodio por el que agentes de la Benemérita denunciaron al ayuntamiento por tener señales de tráfico en gallego, señales que llevan instaladas desde hace más de diez años.

“¿Cree el Gobierno que se justifica esta actitud de la Guardia Civil de Gondomar cuando las señales de tráfico interurbanas llevan instaladas desde hace muchos años?”, pregunta Alexandra Fernández al Gobierno. En este sentido, recuerda que la señal más antigua, situada en el acceso al instituto Terra de Turonio, fue ubicada en el curso 1998-1999, y las otras dos se colocaron en el 2007 en los accesos al área industrial de A Pasaxe.

Crear un problema donde no existe

Aclara la diputada de En Marea que se trata de señales de dirección prohibida que se identifican por sí mismas, que “sólo incorporan un texto en gallego que recoge la excepcionalidad y que los vecinos y las vecinas entienden sin problema. Lo que hace la Guardia Civil es crear un problema donde no lo hay, generan un problema inexistente”.

Explica la parlamentar de En Marea que los agentes acusan al consistorio de incumplir la Ley de Tráfico por no figurar la lengua española y proponen una sanción económica. Tema que según Fernández debería ser objeto de flexibilidad, especialmente en territorios con lengua propia. “¿No deberían respetarse los derechos lingüísticos de los gallegos y de las gallegas cuando estamos aludiendo a señales de tráfico perfectamente identificables? ¿No cree el Gobierno que se produjo un exceso de autoridad por parte de la Guardia Civil?”.

A Fernández le resulta “curioso que se sancione a un consistorio tantos años después, y también es curioso el énfasis de la Guardia Civil por unas señales de dirección prohibida que nunca generaron problema alguno. Mas, lamentamos la fijación que este puesto de la Benemérita tiene con la lengua gallega que llega a extremos incomprensibles”.

Anuncios