Cerca de 300 vespas y lambrettas recorren las comarcas del Val Miñor y Baixo Miño

FOTO: MIRIAM RODRÍGUEZ

Cerca de 300 vespas y lambrettas participaron este domingo en la séptima edición de la Vuelta al Val Miñor en Vespa y Lambretta, organizada por Vespamiñor Scooter Club. Desde las 10:00 de la mañana, los pilotos y sus motos, procedentes de toda Galicia, Almería, Asturias y Portugal -con clubs de Braga, Barcelos, Guimaraes, Povoa de Varzim, Maia, Felgueiras, Vila do Conde y Gaia-, fueron llegando a la Plaza de San Campio de A Ramallosa, donde recibieron una bolsa con una camiseta además de un desayuno cortesía de Rosquillas Cristaleiro.

A las 11:30 de la mañana comenzaron la ruta por el Val Miñor y el Baixo Miño, pasando por Nigrán y Gondomar hasta Tui. Allí, después de concentrarse en el Paseo de A Corredoira, los participantes pudieron conocer la Zona Monumental con una visita guiada, para al finalizar, continuar hasta el Parador de Baiona, donde desde las 15:00 horas tiene lugar la comida, que se prolongará hasta las 18:30 horas, cuando finalizará el evento.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Anuncios