Baiona ultima la rehabilitación de la Biblioteca para crear el mayor Archivo Histórico de la comarca

FOTO: ALBERTO RODRÍGUEZ

Baiona contará este mismo año con el mayor Archivo Histórico de la comarca y uno de los más importantes de Galicia gracias a la rehabilitación del edificio Sancti Spiritus que alberga la Biblioteca Municipal que ya estaba instalada en esta emblemática construcción del siglo XVII.

«Estamos ante un proyecto excepcional, en el que intentamos hacer la menor intervención posible respetando la historia del edificio para lograr las mayores prestaciones posibles». Así definió el arquitecto Óscar López Alba, ganador del concurso de ideas convocado por el Ayuntamiento de Baiona, la reforma del edificio Hospital Sancti Spiritus, de la Magdalena y de la Caridad.

El alcalde, Ángel Rodal; la concejala de Cultura, María Iglesias; la concejala de Infraestructuras, Ana Simons; el concejal de Accesibilidad, Policarpo Vilar; la concejala de Educación, Carmen Paredes, y la directora del Archivo Histórico y Biblioteca de Baiona, Cristina Vilar, asistieron este martes, junto a los concejales Rafael Lores y Silvano Montes y vecinos de la Villa, la una visita guiada a las obras de las nuevas instalaciones que ya se encuentran en la última fase.

«En este espacio se conjugan una joya patrimonial con una joya cultural, este era nuestro principal objetivo que podrá ver la luz muy pronto», apuntó Ángel Rodal.

De la mano del arquitecto y de responsables de la obra, los asistentes recorrieron el edificio en el que nacerá el nuevo Archivo Histórico y Biblioteca de Baiona y que dará cabida también a espacios multiusos para llevar a cabo actividades que hasta lo de ahora no se podían realizar por carencia de espacio, como exposiciones o proyecciones de cine. «Nuestras prioridades fueron a crear un espacio agradable, bonito y práctico, el más accesible y el más utilizable posible», explicó Óscar López durante la visita.

Por su parte, Cristina Vilar destacó la importancia de la iniciativa. «La reforma de este edificio histórico es una gran noticia, puesto que Baiona tiene un patrimonio documental que está entre los más importantes de Galicia. Cuenta con algún documento del siglo XIV, pero documentación propiamente dicha generada por la actividad municipal desde el año 1542 hasta la actualidad, aunque en el siglo XVI con muchas lagunas», señaló.

El nuevo Archivo Histórico permitirá conservar toda la documentación existente desde hace siglos, un patrimonio que reforzado con el Fondo Local, una colección de 220 registros que viene a completar esta sección como punto de referencia en estudios locales. Se le añade otros fondos especiales con los que cuenta la Biblioteca, como el Fondo Arribada, creado en el 2012 para catalizar los estudios vinculados con Baiona y el Descubrimiento. Las nuevas instalaciones darán un mejor condicionamiento para custodiar la sección del patrimonio bibliográfico que también fue creado en el 2012 con dos colecciones, Biblioteca Ángel Bedriñana y la colección de las publicaciones históricas con las que cuenta el fondo total de la biblioteca.

Biblioteca Municipal

«Nuestra biblioteca está entre las más utilizadas de Galicia en su categoría, con sus 32.200 registros ya puede presumir de tener una colección equilibrada y actualizada», apuntó la directora.

Mientras duran las obras de rehabilitación, la Biblioteca continuó su actividad con un servicio provisional organizado por el propio personal responsable de la biblioteca. Durante este tiempo la biblioteca mantuvo una notable actividad. En total, durante el año pasado la Biblioteca Municipal hizo 8.329 préstamelos, tuvo 115 nuevos usuarios, 30.419 visitas, 9.165 conexiones a wifi y 934 incorporaciones al catálogo.

Hospital Sancti Spiritus

La historia del Hospital de Sancti Spiritus se remonta al siglo XV y primera referencia indica que no estaba en el mismo lugar en el que se encuentra en la actualidad, ya que se vio afectado por el derribo en el siglo XVII de los inmuebles inmediatos a la muralla. «El Hospital estuvo en este lugar hasta 1645 que fue mandado derribar para asegurar la defensa de la fortaleza. Tras este primer derribo se produce un primer traslado al lugar de Cortinas, al fondo del Convento de las Dominicas, solución que no resultó efectiva, ya que en 1653, el edificio amenazaba ruina», apunta la directora. Él Hospital se encuentra en una situación de desamparo de los pobres y enfermos que eran atendidos en esta institución. Ante esta situación se adquiere a Doña Grimaresa Pereira de Castro una casa con finca en otro lugar, que sería su actual emplazamiento en la calle Costanilla, hoy Manuel Valverde.

El mayordomo del hospital solicita el 7 de agosto de 1671, autorización al obispo Bernardo de León de la Rocha para que dicha casa sea destinada a Hospital. «Este edificio será realizado por el Maestro Domingo Fernández, que haría la pared del frontispicio y la entrada principal. Debió de ser en este momento cuando el traslado del Hospital en las cercanías de la Colegiata, el antiguo hospital se unió al de la Magdalena, y solo un año después era cedido por los padres de San Juan de Dios, que había cedido su gobierno al Ayuntamiento de la Villa para que lo administrara», explica Cristina Vilar en base a las referencias de estudiosos como Ávila y La Cueva, Ulpiano Nogueira, Ramos, Garrido o la profesora Fernández Rodríguez.

Anuncios