27 patrullas del Ejército vigilarán los montes gallegos para disuadir y reducir la actividad incendiaria

El Consejo de la Xunta autorizó esta mañana la firma del convenio de colaboración entre la Consellería de Medio Rural y el Ministerio de Defensa para reforzar la vigilancia en los montes gallegos, con el objetivo de disuadir y reducir la actividad incendiaria mediante la incorporación de 27 patrullas terrestres y dos equipos de mantenimiento móvil del Ejército.

De esta forma, se incrementa el número de efectivos en los montes gallegos con respecto al año anterior, pasando de 25 patrullas a 27, que estarán formadas por militares sobre vehículo. El objetivo principal de esta acción conjunta es reforzar la vigilancia e identificación de los potenciales agentes causantes de los fuegos forestales, al tiempo que se busca que la propia presencia de medios militares en el monte los disuada de este tipo de prácticas delictivas.

La Consellería financiará el importe de los gastos que se produzcan con motivo de esta colaboración. El presupuesto previsto para el reconocimiento, despliegue, actividad operativa y remudas de la unidad de las Fuerzas Armadas asciende a un total de 569.419,10 euros.

Por su parte, el Ministerio de Defensa llevará a cabo los despliegues operativos de patrullas terrestres -en este caso un total de 27- durante la campaña de alto riesgo de incendios forestales en Galicia. Este despliegue podrá ser superior si aumenta el esfuerzo por situaciones de riesgo alto o muy alto, llegando a las 75 patrullas y 2 helicópteros de vigilancia si el nivel de riesgo es muy alto.

Todo este personal se sumará al dispositivo de lucha contra incendios, bajo el mando único de la Xunta, que en la temporada de alto riesgo consigue los 7.000 efectivos desplegados en los montes gallegos. De esta forma se mejora también la seguridad de las personas y los bienes, así como la riqueza forestal de Galicia.