El alcalde de Baiona hace un balance «muy positivo» de la XXII Fiesta de la Arribada

FOTO: CONCELLO DE BAIONA

El alcalde de Baiona, Ángel Rodal, hizo este lunes un balance muy positivo de la XXII Fiesta de la Arribada, que durante el pasado fin de semana se celebró en la Real Vila. La capacidad para superar las expectativas generadas, el buen comportamiento de los visitantes y la experiencia de la organización para solucionar sobre la marcha las adversidades meteorológicas fueron los aspectos que destacó el regidor.

“Ayuntamiento y vecinos demostraron que pueden solucionar cualquier inclemencia, porque obviamente si tuviéramos un fin de semana soleado la afluencia sería otra, pero de esta forma quedó claro que la Fiesta de la Arribada ya es mayor de edad y tiene una capacidad organizativa excelente”, apuntó Rodal.

La Fiesta de Interés Turístico Internacional recibió un total de 160.000 personas durante los tres días de celebraciones, según los datos de la Policía Local, y las lanzaderas gratuitas que funcionaron desde Porto do Molle trasladaron el sábado y el domingo a cerca de 3.000 personas.

Ángel Rodal también valoró la normalidad con la que transcurrió la celebración. “Tenemos que destacar el comportamiento ejemplar de nuestros visitantes”, afirmó el alcalde.

Tanto el dispositivo de seguridad, con más de 200 efectivos, como el hospital de campaña y el servicio de limpieza, se desplegaron en la Real Villa para garantizar el buen funcionamiento de la fiesta. El alcalde señaló que el uso del vaso oficial de cartón, por primera vez en lugar de cristal o barro, facilitó las labores de recogida de la basura.

También el sentido único para los peones fue “un buen estreno y estamos seguros de que con el paso de las ediciones supondrá una gran medida para mejorar la movilidad en el Casco Viejo”. Además, los drones de la Agencia Gallega de Emergencias contribuyeron vigilando el tráfico y la movilidad de los peatones.

Anuncios