Anuncios
Ticker de novas

Encuentran una pistola cerca de donde apareció el cadáver de Baiona

FOTO: VIGOE.ES

A primera hora de esta mañana y ya a plena luz del día se iniciaban nuevamente las batidas en la zona donde ayer aparecían los restos de un cadáver que podría llevar ahí varios meses. La Guardia Civil, la policía judicial e incluso funcionarios del ayuntamiento limpiaban y buscaban en este monte de Baiona nuevas pruebas que ayuden a la investigación.

A la espera de los informes forenses, todo hace indicar que el cuerpo sin vida pertenece a Iván Durán, el joven baionés desaparecido en agosto. No sólo la talla del pie es coincidente con el de este chico, sino que en el lugar apareció una nota que podría reforzar la idea de un posible suicidio. Con todo, los investigadores no descartan ahora ninguna hipótesis. Ayer junto al cuerpo encontraron una mochila con una bala dentro. Hoy, en la zona aparecía una pistola.

El lugar era una zona frecuentada por Iván donde solía ir a pasear con su perro. Está a escasos kilómetros de su casa y justo aquí es donde se centraron las batidas tanto vecinales como de la Guardia Civil. Con todo, el cadáver estaba muy escondido.

Las diligencias se remitirán al juzgado de guardia de Vigo. La investigación, que está abierta, intentará determinar las causas de su muerte.

Iván Durán, de 30 años de edad, desapareció de su domicilio en Baiona el 25 de agosto de 2016. Marchó sin llevar la cartera, ni el móvil, pero dejó una nota a sus padres, que su familia consideró fría y ambigua, nada convincente sobre su despedida. Inmediatamente se denunció el caso y la familia comenzó a movilizar amigos y vecinos en su búsqueda. La Guardia Civil desplegó un operativo de búsqueda por los montes de la zona que el joven solía frecuentar en los paseos con su perro, pero sin resultado.

Sus padres intentaron desde el principio que el caso se considerara de alto riesgo y señalaban que Iván había podido sufrir un problema psiquiátrico. Su desaparición coincidió en el tiempo con el caso Diana Quer, y la familia reclamó que no se estaban dedicando los mismos esfuerzos en la búsqueda del chico baionés.

Desde hace siete meses la familia de Iván continúa movilizándose para localizar su hijo, desplazándose hasta Portugal e incluso en los últimos días hasta Huelva, donde varios medios se hacían eco de la posibilidad de que el joven fuera visto en esa ciudad andaluza. Pero ayer también, los investigadores reclamaban la vuelta de la familia después de hallarse un cuerpo en Baiona, en la zona donde desapareció Iván.

Anuncios