La gondomareña Desirée Vila recibe la Medalla de Oro de la Real Orden del Mérito Deportivo

El presidente del Consejo Superior de Deportes (CSD), José Manuel Franco, ha entregado este viernes la Medalla de Oro de la Real Orden del Mérito Deportivo a Desirée Vila Bargiela, por sus logros en el atletismo paralímpico y por haberse convertido en un referente de superación, resiliencia y visibilización de la discapacidad en los últimos años. Un reconocimiento que se produce en el marco de la estrategia #IgualesEnElDeporte del CSD y del Día Internacional de las Personas con Discapacidad, que se celebra en todo el mundo este sábado, 3 de diciembre.

Nacida en Gondomar (Pontevedra) en 1998, Desirée comenzó su carrera deportiva en 2012, año en el que se proclamó campeona de Galicia de gimnasia acrobática. Tres años más tarde, debido a las complicaciones en una lesión producida mientras entrenaba, perdió una pierna. Sin embargo, su pasión por el deporte no cesó y, tras probar el tenis de silla, el baloncesto y la natación, en 2017 comenzó a practicar atletismo y en 2018 se alzó Campeona de España en salto de longitud T63.

Desde entonces, gracias a su dedicación y trabajo en el Centro de Alto Rendimiento de Madrid, se ha convertido en una de las principales especialistas del mundo en esta modalidad, en la que ha conseguido, entre otras, la Medalla de Bronce en el Europeo de Atletismo IPC de Bydgoszcz (Polonia) en 2021; y el diploma en los Juegos Paralímpicos de Tokio -gracias a una meritoria sexta posición.

Además de sus logros deportivos, Vila contribuye de forma decisiva a la visibilización de la discapacidad. En 2018 publicó el libro “Lo único incurable son las ganas de vivir”, libro autobiográfico en el que narra sus vivencias y cómo se adaptó a la nueva situación; y gracias a su influencia en redes sociales llega cada día a miles de personas, especialmente jóvenes.

“Esta vez elevamos la figura de Desirée Vila, a quien consideramos un referente deportivo y un ejemplo para toda la sociedad” ha subrayado José Manuel Franco. “Con esta medalla estamos poniendo en valor lo que está haciendo para visibilizar la discapacidad. Ella le dio una segunda oportunidad al deporte después de una lesión que le cambió la vida para siempre; permutando la gimnasia por el atletismo; personificando el valor de la resiliencia; y demostrándonos a todos -como bien recoge el título de su libro- que “lo único incurable son las ganas de vivir”.

Por su parte, Desi Vila ha agradecido el reconocimiento y, en un emotivo discurso, ha recordado que “muchas veces me han dicho que el deporte me ha quitado una pierna. Y sí, es verdad, si nunca hubiese hecho gimnasia, quizás nunca hubiese tenido que pasar por todo lo que he pasado. Pero el deporte me ha dado más que lo que me ha quitado. Me ha dado una familia, unos valores, me ha dado objetivos, me ha hecho vivir los mejores momentos de mi vida”. Y ha concluido subrayando que “esta medalla va para todas las personas que ven su vida truncada en algún momento del camino, para aquellos que creen que su discapacidad supone una limitación a la hora de cumplir sus sueños: hay esperanza”.

PRIMER AÑO DE LA ESTRATEGIA IGUALES EN EL DEPORTE

Como ha recordado Franco, con el reconocimiento a Desi Vila se completan los tres pilares del primer año de la estrategia #IgualesEnElDeporte que, además de la entrega de Medallas de Oro de la ROMD ha incluido mesas redondas, exposiciones y otras acciones de comunicación impulsada por el CSD.

Una iniciativa que busca fortalecer y proyectar a tres colectivos históricamente discriminados en el ámbito del deporte y que comparten el anhelo común de una igualdad real y efectiva: el de las mujeres, el colectivo LGTBI y el de las personas con discapacidad.

La primera Medalla de Oro, con motivo del Día de la Mujer, la recibió Patricia Campos, expiloto de la Armada y una de las primeras entrenadoras de fútbol profesional que, actualmente, lidera iniciativas para el empoderamiento de niñas y mujeres a través del deporte. La segunda, en el marco del Día del Orgullo LGTBI, se concedió al atleta Marc Tur, campeón de España y de Europa en 50km marcha, cuarto en los Juegos Olímpicos de Tokio y un referente de visibilidad LGTBI en el deporte.