Los J80 encaran este sábado una jornada decisiva en la Liga de Otoño Gestilar

Los J80 que este otoño se disputan en las Rías Baixas la Liga Gestilar del Monte Real Club de Yates vivirán este sábado una jornada decisiva en el cruce de ecuador de la competición, que pondrá en juego, a partir de las tres de la tarde, la tercera de las cinco etapas que componen el campeonato de monotipos.

El Alboroto de Juan Carlos Ameneiro y el Bica de Francisco “Chisco” Catalán lideran la clasificación separados por apenas dos puntos (tienen 11 y 13 respectivamente). Algo más abajo, en una horquilla de siete puntos, se agrupan el Solventis Ribadeo de Malalo Bermúdez (19 puntos), el I3D Atlántico del Real Club Náutico de A Coruña, liderado por Guillermo Blanco (24 puntos) y el Cansino de Fernando Yáñez (26 puntos).

Cuatro tripulaciones de Baiona y una de A Coruña componen el Top 5 de una liga en la que se juegan el título 23 embarcaciones, la mayor parte de ellas pertenecientes a la flota de J80 del Monte Real Club de Yates, y otras de procedencias tan diversas como el Club Grupo Bazán (Ferrol), el Club We Do Sailing (Porto), el RCN A Coruña, el CN Portonovo o del Liceo Marítimo de Bouzas.

Tras la celebración de tres pruebas en la primera jornada y una en la segunda, el comité de regata, encabezado por Carlos Villar, confía en poder dar salida, este sábado, a tres nuevas mangas, que serían la quinta, sexta y séptima de la competición. A partir de la sexta, entrará en juego el tan ansiado descarte, que permite a las tripulaciones eliminar de la tabla su peor resultado.

Si esto sucede, los equipos que saldrán más beneficiados del descarte serán aquellos que se mantuvieron más o menos constantes en sus posiciones, cometiendo muy pocos fallos. El caso más claro es el de los dos primeros clasificados: el Alboroto y el Bica, que acabaron todas las pruebas anteriores en primera y segunda posición salvo en una ocasión.

Los de Ameneiro llegan a esta tercera etapa con unos parciales cuasi perfectos de 1-1-1-8; y la tripulación de Chisco Catalán tiene en sus marcadores 2-2-7-2. Ambos comparten un resultado muy flojo del que podrán librarse en el descarte y separarse así de sus rivales más directos, que no lograron ser tan constantes en sus posiciones.

Otro de los movimientos que suelen producirse con la entrada en juego de un descarte es el agrupamiento, en el centro de la tabla, de un buen número de barcos que se acercan en puntuaciones ofreciendo una mayor emoción a la competición.

En principio, las previsiones meteorológicas para este sábado son bastante propicias, con un viento de componente sur que soplará con la suficiente intensidad para permitir la celebración de las pruebas previstas.