El BNG insta a Juan González a resolver ya el problema de la temperatura de la piscina del Val Miñor

El BNG insta al Presidente de la Mancomunidad, el alcalde de Nigrán Juan González, a resolver el problema de la temperatura de la piscina del Val Miñor. Ante las nuevas protestas de las personas usuarias de la piscina mancomunada de A Ramallosa por el frío del agua, el BNG pide de la entidad soluciones definitivas y explicaciones en pleno ordinario.

Hoy mismo, usuarias y usuarios de la piscina, nombradamente personas mayores que hacen natación como medida terapéutica, volvieron a denunciar la baja temperatura e hicieron entrega de nuevas reclamaciones que presentaron ante la empresa concesionaria del servicio, Serviocio, y que van a trasladar también al servicio de consumo de la Xunta de Galicia.

La baja temperatura, además de hacer desagradable el baño para mayores y pequeños, “perjudica a las personas que tienen enfermedades de huesos y no invita a continuar asistiendo a los cursos ni a nadar por libre”, apuntan desde el BNG. “Y ahora que llega el frío, aún peor, por lo que de seguir así muchas personas dejarán de usar las instalaciones, poniendo más en peligro el mantenimiento del servicio y de los puestos de trabajo”.

En la respuesta a las reclamaciones anteriores que las personas usuarias están recibiendo, la empresa manifestó que establece la temperatura en 25 grados, el límite más bajo permitido en la normativa vigente, por los elevados cuestes energéticos que soporta y que están provocando una situación de grandes pérdidas. Indica también que, de verse obligada a subir la temperatura del agua, tendría que tomar otras medidas más drásticas.

En el pleno extraordinario celebrado el pasado 13 de octubre, el Presidente de la Mancomunidad informó de que el problema estaba solucionado hasta mayo, después de negociar con la empresa un acuerdo a cambio de una propuesta de mejora económica que estarían estudiando los servicios técnicos de la Mancomunidad. “Pero a día de hoy no se hizo nada al respecto”, lamentan los nacionalistas.

Desde el Bloque instan al gobierno de la Mancomunidad, y por extensión a los tres alcaldes del Val Miñor, a que medien en este problema para evitar el riesgo de cierre de la piscina. Asimismo, urgen la convocatoria del pleno ordinario que el Presidente actual, el alcalde de Nigrán Juan González, no convocó cuando correspondía, en el mes de septiembre, para poder abordar y resolver esta problemática que afecta a un número importante de vecinas y vecinos de Baiona, Gondomar y Nigrán.