La Policía de Baiona reduce turnos para mantener el servicio

La situación en absoluto es nueva, superada la temporada estival los once agentes que componen la plantilla de la Policía Local de Baiona son incapaces de mantener el ritmo de trabajo tras tres meses velando por la seguridad de una población que por momentos se multiplica por cuatro. Con la finalización del periodo de contratación de los ocho auxiliares de verano, la única solución que queda es eliminar el turno de noche entre domingos y jueves para que de este modo los efectivos puedan coger las vacaciones no disfrutadas a su debido tiempo. “Son derechos de los trabajadores y tienen que disfrutarlas”, manifiesta el oficial jefe, Plácido Viéitez.

Aunque este contexto lleva repitiéndose al menos durante los últimos cuatro años, el de este otoño quizás sea un pelín más precario que los anteriores. La jubilación de uno de sus compañeros el pasado mes de abril dejó al cuerpo con un efectivo menos sin que diese tiempo a compensar su marcha, mientras que otro solo se ocupa de tareas administrativas. Es decir, diez personas en la calle en dos turnos, y sin tener en cuenta días de descanso, asuntos propios o las llamadas jornadas de compensación.

Viéitez asegura que es un imperativo que se convoquen la media docena de plazas vacantes en Baiona y el alcalde Carlos Gómez confirma que este año saldrán dos de ellas que ya se encuentran dentro de la oferta pública. Las cuatro restantes se tramitarán durante 2023. Sin embargo, ni con la plantilla al cien por cien la cifra se acerca al ratio recomendado por la Unión Europea de dos agentes por cada mil habitantes, que en este caso serían 17 de los 24 marcados como pauta, un 70%, aunque cabe destacar que esta regla tampoco se cumple ni en Nigrán ni tampoco en Gondomar.

Carlos Gómez tiene una reunión pendiente con jefatura para abordar las posibles soluciones de cobertura a adoptar para los próximos meses y en fechas señaladas como por ejemplo las fiestas de Navidad. Pero lo que sí confirmó es que desde el Concello se está trabajando para regular la situación de las plazas de interinos, que deberá de llevarse a cabo antes de que finalice el año el 31 de diciembre. “Somos conscientes de las limitaciones que tenemos entre los auxiliares administrativos y por ello estamos buscando soluciones a estos problemas de cobertura”, finaliza.