Los gobiernos locales socialistas de la provincia salen en defensa de la pesca de fondo

Los gobiernos locales socialistas de la provincia de Pontevedra aprobaron este viernes un manifiesto en defensa de la pesca de fondo, para solicitar la suspensión de la veda de la UE e instando a la presentación del recurso judicial. En la reunión, convocada por el secretario general provincial, David Regades, participaron alcaldes/as y tenientes de alcalde/sa de toda la provincia, entre ellos los regidores de Baiona y Nigrán, además de la presidenta de la Diputación, Carmela Silva.

Consideran “incomprensible y súbita” la decisión de la Comisión Europea de prohibir la pesca en 87 zonas de aguas profundas de la plataforma continental a partir del próximo 9 de octubre, por lo que reclaman la inmediata suspensión del reglamento de ejecución sobre las áreas marinas protegidas y expresan también su apoyo al recurso ante el Tribunal de Justicia de la UE. “Expresamos nuestra voluntad que ese recurso nazca de un marco de estrecha colaboración entre las Administraciones públicas y el sector pesquero”.

“En los gobiernos locales y en el PSdeG-PSOE de la provincia somos muy sensibles a la alarma suscitada no solo en el sector pesquero, sino en toda la sociedad pontevedresa y gallega. Reclamamos la suspensión inmediata de este acuerdo de la Comisión Europea hasta que estén disponibles los nuevos informes científicos que permitan fundamentar correctamente una decisión de esta trascendencia. Entendemos que esperar unos meses para verificar unos supuestos daños, no suficientemente acreditados, a los ecosistemas de los fondos marinos, permitirá perseguir el bien mayor de evitar un daño económico cierto, inmediato e irreparable a la cadena mar-industria gallega”, aseguran.

Para los socialistas, cientos de barcos y millares de puestos de trabajo no pueden comprometerse burocráticamente sobre la endeble base de un informe asentado en datos científicos desactualizados y que la propia Comisión reconoce que revisará en noviembre. “Como muy acertadamente se ha expresado desde las autoridades españolas, está bien aplicar el principio de precaución al medio ambiente, pero también debe ser extensivo a las repercusiones socioeconómicas sobre una industria pesquera gallega que es referencia mundial en la apuesta por la sostenibilidad medioambiental gracias a la alianza firme entre el sector y las Administraciones”.

Desde los gobiernos locales y el PSdeG-PSOE consideran que la colaboración institucional con el sector pesquero es crucial. “Por ello, hacemos un llamamiento para trabajar desde la unidad de acción. Necesitamos una voz única y fuerte para la defensa de nuestro sector pesquero y para la interposición del necesario recurso ante el Tribunal de Justicia de la Unión Europea”.

Asimismo recuerdan que Europa atraviesa momentos muy difíciles a causa de la guerra de Ucrania. La industria pesquera juega un papel fundamental para garantizar la “soberanía alimentaria”. Alimentos básicos como los cereales son utilizados como arma, y otros experimentan los efectos de la ola mundial de inflación, provocando un enorme sufrimiento social en toda Europa. Los alimentos del mar, además de saludables y sostenibles por su menor contribución a las emisiones de CO2, son una pieza clave de la “resiliencia” de la cesta de la compra. “Las Administraciones públicas tenemos el deber también de alertar sobre el desacierto de comprometer la disponibilidad de productos del mar, y más en estos momentos”.

“La aprobación del reglamento de ejecución que veda toda la pesca en las aguas profundas entre Cádiz e Irlanda, incluyendo la costa gallega, adoleció, por otra parte, de una adecuada consulta al sector. Un cambio tan drástico no puede salir adelante sin escuchar a las empresas y trabajadores/as del mar y sin ponderar adecuadamente la opinión de los países más directamente afectados. No se trata solo de un defecto de forma, como podría parecer, sino propiamente de un defecto de fondo en una Unión Europea que tiene en la transparencia uno de los ejes de su acción política”.

“Europa es un proyecto compartido y solidamente enraizado. La expresión de la aspiración de 750 millones de personas para afrontar unidas los retos de este mundo cambiante bajo el gran paraguas de la democracia. Las instituciones europeas erran si se alejan de la ciudadanía y se parapetan tras un muro tecnocrático. Los Gobiernos locales socialistas de la provincia de Pontevedra creemos que son tiempos para la Política, con mayúscula. No olvidemos que los populismos antieuropeístas ganan fuerza en varios países miembros. La defensa de los sectores productivos estratégicos, compatibilizándolos adecuadamente con las políticas medioambientales, es una parte central del camino para seguir construyendo esa Europa qué todos y todas queremos y a la que no renunciamos”, concluye el manifiesto.