El PP de Baiona considera que el nuevo reparto de áreas perjudica a la Concejalía de Urbanismo

El PP de Baiona está convencido de que el departamento de Urbanismo del Concello de Baiona acentuará su declive con el último reparto de áreas realizado por el alcalde y formalizado en el último pleno del mes de septiembre tras la dimisión del concejal Víctor Manuel Muñoz. “Si ya esta concejalía estaba deteriorada por la gestión del tripartito a lo largo de estos tres años de legislatura, ahora queda patente que para el PSdeG, BNG y Nós se trata de un departamento menor al asignárselo al primer teniente de alcalde, que también es edil de Vías y Obras, Seguridad Ciudadana y Alumbrado Público”, apuntan.

Para los populares, no se trata de acumular concejalías sino de gestionarlas y de dedicarse a ellas para proponer mejoras y solucionar los problemas que puedan ir surgiendo en el día a día con el fin de dar un servicio eficaz a los ciudadanos. Lo que resulta incomprensible para los vecinos, y así se lo trasladan a los concejales del grupo municipal del PP, que ya advirtió de esta situación, “es que después de que el departamento de Urbanismo permaneciese cerrado durante varias semanas en verano al no ser capaz el gobierno local de cubrir las bajas y los traslados de personal por la falta de previsión del tripartito, algo inaudito en la historia del Concello de Baiona, todavía continúan sin tomarse en serio a este departamento y a sus trabajadores”.

Sin embargo, esta pérdida continuada de la calidad del servicio, que funciona de forma lenta y prácticamente sin atención presencial, no se compensa a los vecinos de ninguna manera, ni siquiera con una reducción en las tasas a pesar de que son trámites obligados por la normativa de la administración local.