El estado de la Virgen de la Roca, a la espera de informes

FOTO: MIRIAM RODRÍGUEZ // Virxe da Rocha.

La Virgen de la Roca de Baiona está a la espera de diagnóstico y el pasado jueves se llevó a cabo la última de las catas sobre el conjunto tomada a fin de evaluar su estado de salud, sobre todo y teniendo en cuenta el desprendimiento del fragmento de uno de los pliegos del manto hace ahora un año. Por el momento desde el Concello están a expensas del informe de los expertos de la empresa Refuerza, entidad encargada de los trabajos tanto de evaluación como de restauración, que por el momento están pendientes de ejecutarse, y se estima que las primeras conclusiones en firme se obtengan en menos de un mes.

Pese a que en un principio ambas actuaciones se iban a llevar de manera conjunta, el retraso en las intervenciones sumado a la romería de finales de agosto sobre el Monte Sansón obligó al alcalde Carlos Gómez a dar orden de retirar el andamiaje dispuesto sobre la cara interior del monumento, a fin de que el conjunto luciese acorde con la ocasión. Ahora cruzarán los dedos para que el incidente de agosto de 2021 se deba a un hecho puntual y que las filtraciones de salitre no hayan hecho mella en el interior de la figura pétrea, porque de ser así tendrían un problema añadido que dispararía la cuantía de las actuaciones.

En cuanto a la reposición de la zona dañada, Gómez aclaró que arrancarán en un plazo de dos semanas una vez que reciban la documentación del ingeniero, aunque de cualquier modo no será necesario volver a montar la estructura de andamios, ya que está prevista que la rehabilitación se lleve a cabo en trabajos en altura.