El BNG llevará a pleno una moción con medidas urgentes para regularizar el servicio del agua en Vilaza

El BNG de Gondomar llevará al pleno de la próxima semana una moción con medidas urgentes e inmediatas en el camino de regularizar el servicio de abastecimiento de agua en la parroquia de Vilaza. La organización nacionalista acuerda esta iniciativa ante la ausencia, por parte del gobierno local del PSOE, de propuestas para el debate plenario.

Al estar previsto el pleno para el próximo jueves día 1, se adelanta la asamblea vecinal inicialmente convocada para el día 2, al miércoles 31 de agosto a las 20:00 horas en el Centro Cultural de Vilaza. En esa reunión se hará la recopilación y el recuento de las firmas recogidas entre los vecinos para presentar en el ayuntamiento y, de ser el caso, se acordarán nuevas acciones a desarrollar.

Por su parte, el BNG, al igual que en la asamblea anterior, trasladará a vecinas y vecinos toda la nueva información a respecto de la problemática del servicio de suministro del agua en la parroquia, así como la propuesta que presentará para el debate y aprobación en el pleno.

El Gobierno local no presenta propuestas concretas

A pesar de haber convocado por fin, para el pasado lunes 22 de agosto, la Junta de Portavoces municipales solicitada desde hace un mes por el BNG, para la “procura de un acuerdo unánime de todos los grupos políticos para la municipalización del abastecimiento de agua de Vilaza en el próximo pleno del mes de septiembre”, el gobierno local no presentó ninguna propuesta concreta ni por escrito. “Obviamente, el Alcalde no podía pretender acordar nada con un papel en blanco”, explica Rodríguez, “por lo que el BNG manifestó que no podía pronunciarse en ese momento”.

Ahora está convocada la comisión informativa de asuntos del pleno e, inexplicablemente, no aparece en la orden del día ningún punto referido al agua en Vilaza. Y tal y como figura en el Reglamento Orgánico Municipal, “no se incluirá en la orden del día” de las sesiones plenarias “ningún asunto que no fuera dictaminado previamente por la respectiva Comisión Informativa”, por lo que todo indica que el gobierno no va a proponer nada al respecto.

La propuesta del BNG ante la urgencia de resolver el problema

Para el BNG, la urgencia de resolver “el problema” del agua en Vilaza va más allá de la necesidad de regularizar la situación administrativa o económica del servicio en esa parroquia. La urgencia tiene que ver con la necesaria resolución de un “problema” creado por y desde gobiernos del Ayuntamiento, y con el imprescindible resarcimiento a los vecinos por cerca de diez años de incapacidad de esos mismos gobiernos para resolverlo. A mayores, y máxime en el actual contexto de sequía, esa urgencia viene dada también por la imperiosa necesidad de evitar pérdidas de agua y consumos excesivos.

Es en base a esas razones, y por ser el del agua un servicio de competencia municipal, que el BNG hace su propuesta encaminada a que el Ayuntamiento proceda a hacerse cargo, de inmediato, del mantenimiento y supervisión de la red de distribución existente en la parroquia de Vilaza, realizando el control sanitario y de consumo del agua, prestando el servicio de abastecimiento en iguales condiciones previstas en el contrato formalizado entre el Ayuntamiento y la concesionaria para el resto del servicio municipal, para pasar a tener las personas usuarias de Vilaza los mismos derechos y los mismos deberes que las demás del ayuntamiento.