Bouzós solicita a Ferreira que garantice un conserje para el próximo curso en el colegio público Serra-Vincios

En el mes de enero de este año la portavoz del Partido Popular de Gondomar denunció que el colegio público Serra-Vincios no tenía un conserje dedicado desde comienzo de curso, después de que en el mes de julio de 2021 la comunidad educativa del centro tuviera conocimiento de que la plaza de conserje quedaba vacante. El Ayuntamiento se comprometió de aquella a que en el mes de octubre quedaría cubierta esta vacante, pero la solución que adoptó fue enviar tres días a la semana a tres conserjes diferentes de los colegios de Peitieiros, Donas y Gondomar, que pese a sus buenas predisposiciones son desconocedores de las necesidades del colegio y no tienen el tiempo suficiente para el arreglo de las diferentes averías que se producen diariamente. Esto obligó a que los miembros directivos del centro tuvieran que dejar de realizar muchas tareas para explicarles dónde están las herramientas, coordinando los trabajos y muchas veces tener que explicarles el mismo problema a cada conserje que iba al centro.

El pasado 7 de diciembre el Consejo Escolar se dirigió nuevamente al alcalde para solicitarle una solución a la falta de un conserje dedicado al centro, contestando Ferreira que quedaría solucionado pasadas las vacaciones de Navidad. Puesto que todo seguía igual, en el mes de febrero la dirección envió un nuevo escrito al que el alcalde contestó que en el mes de marzo iba a quitar una bolsa con la plaza de conserje para el colegio de Vincios, pero a punto de finalizar el curso escolar el problema sigue sin solución, siguiendo sin cubrir la plaza de conserje y con los problemas acumulados por la falta del mismo, y lo que es peor, sin garantizar que en el próximo curso el centro va a contar con el tan demandado conserje.

Desde la dirección del centro se quejan que desde que Ferreira es alcalde pasaron por el centro más de quince conserjes diferentes, a lo que se suman los muchos días en los que no hubo ningún conserje, incluso algún mes completo como en septiembre de 2021. “Este cambio tan asiduo hace que los problemas no hagan más que acumularse, ya que cuando alguno de ellos está familiarizado con las necesidades del centro viene el Ayuntamiento y lo cambia o lo quita sin poner otro, teniendo que explicar todo cuando llega otro conserje nuevo. Debido a esto son los profesores los que muchas veces tienen que hacer de conserje, lo que repercute muy negativamente en el desarrollo de las actividades del centro escolar”, señala Bouzós.

Debido a esto el Partido Popular de Gondomar, a través de su portavoz, va a presentar un ruego en el próximo pleno del mes de julio para que el Ayuntamiento de Gondomar garantice que el colegio público Serra-Vincios va a tener un conserje dedicado en este próximo curso escolar que comienza en septiembre.

“Consideramos muy importante que los centros escolares cuenten con todos los servicios necesarios para garantizar una educación de calidad a los chicos de todo el ayuntamiento de Gondomar. Todos estos hechos descritos provocan multitud de problemas en la organización del centro que lógicamente va en detrimento del buen funcionamiento del colegio. El alcalde no es totalmente consciente de la importancia de la figura del conserje en los centros educativos de educación inicial y primaria, por eso no le importa que el CEIP Serra-Vincios no tenga un conserje dedicado y tenga que compartir los de los otros centros educativos de Gondomar que también resultan perjudicados por esta decisión del regidor municipal”, argumenta Paula Bouzós.