Vithas Vigo presenta un decálogo con consejos para el cuidado de los pies en verano

En verano, con el calor y los hábitos de vida ociosa, los pies se hinchan, y, pueden sufrir debido al uso inadecuado de calzado, la falta de hidratación, o por dejar los pies mojados tras un baño, entre otras malas prácticas. Para evitarlo, el Hospital Vithas Vigo ha presentado un decálogo para “entrar en el verano con buen pie”, elaborado por la podóloga del hospital, Alejandra Fernández Díaz.

El calor hace que los pies y tobillos se hinchen ligeramente. Además, sudan más y están expuestos tanto al aire -porque usamos calzado abierto- como a posibles heridas, laceraciones, rozaduras, u hongos. Pero, antes de nada, es conveniente realizar una revisión podológica, una quiropodia (eliminación de durezas y callosidades) que permita hacer una revisión del estado de salud del pie y detectar posibles lesiones incipientes.

Esta consulta con el podólogo es especialmente importante para los pacientes con “pie de riesgo” como pueden ser las personas diabéticas, o con problemas de circulación. En estos casos, un pequeño roce puede derivar en problemas graves. Ellos necesitan una recomendación personalizada y específica para cada caso.

En esta quiropodía se deben consultar con el profesional de podología cualquier duda. Una de las más frecuentes es sobre el tipo de calzado a utilizar. Precisamente, a los zapatos se refieren los siguientes consejos del decálogo para entrar en el verano con buen pie.

Así, el Hospital Vithas Vigo aconseja no usar frecuentemente chanclas y sandalias, ya que su abuso afecta a las rodillas, espalda y planta del pie. No se debe utilizar en caminatas, porque no tienen sistema de sujeción. Este calzado está especialmente indicado para ir a la playa o piscina, ya que evita caídas, heridas, rozaduras o la aparición de dedos en garra. Por otra parte, en piscinas y vestuarios es aconsejable su uso para evitar hongos y otras patologías. También es conveniente evitar el uso excesivo del calzado deportivo, ya que puede producir un exceso de sudoración. Para prevenirlo, es importante -también- usar calcetines.

Secar bien los pies, e hidratarlos a diario

Otro de los consejos pasa por recomendar un secado minucioso de los pies, evitando que se sequen solos. Así prevenimos que puedan producirse hongos o algún tipo de bacteria, especialmente si se ha estado andando descalzo en piscinas y/o vestuarios públicos.

Aunque parezca contradictorio, el siguiente consejo aboga por hidratar diariamente los pies, con crema específica, después de la ducha. Preferiblemente por la noche.

También es importante no olvidarse de la crema protectora en los pies, no sólo los días de playa, sino también, cuando utilicemos calzado abierto, porque también se expone la piel a los efectos del sol.

Siempre que sea posible, hay que cortar las uñas en forma recta, para evitar su mal crecimiento, y que la uña acabe encarnándose. Por último, el decálogo del servicio de podología de Vithas Vigo termina aconsejando una caminata de, al menos, 30 minutos diarios para favorecer la circulación venosa y evitar la aparición de inflamaciones o edemas.

El servicio de podología del Hospital Vithas Vigo, integrado en la unidad del pie, atiende las afecciones y deformaciones del pie con el fin de ofrecer soluciones personalizadas a cada paciente. Las principales patologías que aborda son pie plano y cavo, fascitis plantar, hallux valgas (juanetes), neuroma de Mortom, patología ungueal, verrugas plantares, síndrome de predislocación, tendinopatías, periostitis tibial, o atrapamientos nerviosos distales, entre otras patologías del pie.